Nueva guía de AppsFlyer muestra a las apps móviles cómo ganar dinero

La industria de aplicaciones móviles obtuvo 400 mil millones de dólares en 2021, según Statista. Con el fin de lograr mayores ganancias este año, AppsFlyer publicó la Guía de Monetización de Aplicaciones como una herramienta para implementar estrategias que les permitan maximizar sus ingresos.

El año pasado se descargaron 230 mil millones de aplicaciones móviles, de las cuales 95 por ciento correspondió a instalaciones gratuitas. Este sector es también una fuente de ingresos para las tiendas virtuales, como Apple App Store y Google Play Store, porque cobran una comisión de entre 15 y 30 por ciento por cada descarga.

“Existe una oportunidad para entender la monetización de las aplicaciones y establecer estrategias adecuadas que garanticen una experiencia positiva a los usuarios y, al mismo tiempo, lo hagan rentable para los desarrolladores y los anunciantes”, dijo Carlos Alberto Torres, Regional Marketing Manager Spanish Latam de AppsFlyer.

Si bien aumentó el nivel de demanda de las aplicaciones gratuitas, esta disponibilidad les permite generar más ingresos a largo plazo porque reduce el riesgo que supone al ser probada y requiere muy poco compromiso del usuario.

En contraste, las aplicaciones de pago dependen del reconocimiento de la marca, un contenido único y reseñas acreditadas. Ello limita las opciones de la estrategia de monetización y hay probabilidad de perder ingresos a largo plazo.

A través de la guía, AppsFlyer destacó que los desarrolladores, anunciantes y marketers han hecho más lucrativas las apps gratuitas a través del uso de métodos como compras y publicidad dentro de la app (in-app).

Claves para monetizar y ganar dinero

1) Compras in-app: Este modelo se centra en la venta de una variedad de bienes virtuales, servicios y bonificaciones, tanto dentro como fuera de las tiendas de apps. Pero los mayores ingresos provienen de fuera, es decir, de los usuarios que llegan a la aplicación después de estar en sitios de ecommerce, viajes, entrega de comida o de transporte.

Una de las ventajas es que esa alternativa permite incluir venta de paquetes de pegatinas en aplicaciones de mensajería y hasta plugins para desbloquear funciones o contenido premium, de ahí la oportunidad para las aplicaciones, incluyendo juegos, edición de vídeos o de citas.

2) De suscripción y freemium: Se basa en ofrecer funciones limitadas de forma gratuita y después cobra un tasa recurrente para su uso a lo largo del tiempo. Es un modelo publicitario extremadamente lucrativo, siempre y cuando se ejecute bien, para las apps de streaming, citas, fitness, noticias y de productividad.

3) Publicidad in-app: Se trata de una estrategia de monetización que aprovecha el espacio de una aplicación, principalmente en los juegos, para mostrar anuncios a los usuarios. Los desarrolladores deben lograr un equilibrio entre el número de anuncios que muestran y mantener una buena experiencia para los usuarios.

4) Monetización híbrida: Es una combinación de dos o más estrategias para maximizar los ingresos, como anuncios y compras in-app, y es ideal para atraer a los usuarios más rentables. Las aplicaciones de juegos tienen mucho éxito con la implementación de dicho modelo, que también demanda moderar la visualización de la publicidad.

Para lograr mayor éxito ante la creciente competencia, AppsFlyer sugirió a los desarrolladores y marketers asegurarse de tener sus apps optimizadas y en varios mercados que, sin duda, cobran por cada descarga y compra dentro de la misma.

El uso de métricas es también clave para determinar cuánto dinero se va a invertir en publicidad, adquirir clientes y seguir siendo rentables, además de optimizar las estrategias de monetización y mejorar la experiencia del usuario dentro de la aplicación.

“Para entender mejor qué modelo de publicidad se debe utilizar, los desarrolladores deben empezar por diferenciar si quieren que su app sea de pago o gratuita. La recomendación es probar varios modelos mientras calculan los KPIs, como las tasas de retención y el ARPU (promedio de ingreso por usuario), para medir eficazmente el rendimiento de cada uno”, añadió Torres.