La cinta “X” del estudio A24, no es el típico slasher

En los últimos años, el estudio cinematográfico A24 se ha caracterizado por entregar cintas de un terror singular, uno que no necesariamente se remite a los entes paranormales, sino que simplemente explora el lado más turbio de los seres humanos, aquel que bien podría volverse realidad.

Esta vez, A24 trae a las salas de cine la cinta “X” del director Ti West, en donde apuesta hacia las típicas historias de terror conocidas como “Slasher”, un famoso género cinematográfico producido en el contexto de “cine de explotación”, el cual se caracteriza por emplear la premisa de un psicópata que persigue a un grupo de personas para asesinarlas.

La cinta tiene un lugar en una granja de Texas durante la época de los 70´s, en donde un grupo de jóvenes decide iniciarse en la industria pornográfica filmando películas caseras para adultos. No obstante, el granjero y su esposa son demasiado herméticos con sus nuevos inquilinos debido a que son muy viejos para entender sus prácticas. Todo cambia cuando los ancianos descubren el proyecto que están realizando los jóvenes y deciden ponerles un escarmiento.

Al igual que las ya conocidas cintas slasher, el planteamiento de la historia no cambia, de hecho retoma muchos aspectos técnicos de esas historias como pueden ser la granja, el grupo variado de jóvenes, los asesinatos, la sangre explicita, sin embargo, más que una reproducción o copia se entiende como un homenaje a películas de este tipo, sobre todo de la cinta La masacre de Texas (The Texas Chain Saw Massacre, 1974), de donde retoma muchos puntos para construir los escenarios y situaciones.

El filme encuentra su fortaleza en la temática que envuelve a los asesinatos, la cual se despega de las matanzas sin razón, y se enfoca precisamente en que los jóvenes no miran su trabajo como algo malo sino como solo un proyecto que de ninguna manera involucra sentimientos ni emociones. En contraste tenemos a una pareja de ancianos que recuerda sus años de juventud en donde el sexo era un tema recurrente pero que ahora se ha vuelto un problema en su relación.

La envidia que se contrapone entre juventud y vejez deriva en una serie de asesinatos, la cual además está envuelta por un tema religioso a lo largo de toda la película, cuestionando y poniendo en tela de juicio el “pecado” entre quienes cometen actos sexuales “impuros” y quienes realizan asesinatos.

Sin embargo, el director Ti West decide no contaminar la historia con un mensaje derivado de alguno de los temas anteriores, por lo que toma la postura de no inclinarse y desarrollar a plenitud cada uno de ellos. La película se tiene que entender como una peculiar historia de sangre y asesinatos que seguramente le gustará a más de uno, a pesar de sus giros de trama poco argumentados, la historia es entretenida y en varios momentos te pondrá con mucha tensión, sin duda otro gran acierto para A24.