Llega a AMC la miniserie «Anna»

Sicilia en un futuro próximo con todo en ruinas y un virus, que empezó a manifestarse en Bélgica y que se ha extendido por el mundo, es el escenario para la historia de “Anna”, un drama visualmente deslumbrante y apasionante en seis capítulos, concebida y dirigida por el destacado escritor Niccoló Ammaniti. Llega a AMC los lunes a partir del día 13 a las 22:00 horas.

El mundo como lo conocemos ya no existe: los adultos se han ido, la sociedad se desmorona y no existe ni orden ni reglas. Un virus está acabando con los adultos y devastando el planeta. Pese a circular diversas teorías sobre supuestos modos de inmunizarse de ‘la roja’, la enfermedad que el virus produce, los contagios están fuera control.

Los niños, que son inmunes hasta la pubertad, viven en manadas salvajes, peleando por las pocas sobras comestibles que han quedado por ahí. En Sicilia, la naturaleza está recuperando lo que una vez fue suyo, asfixiando las ciudades de la isla con su vegetación.

Anna, con trece años, luego de perder a su madre, busca rescatar a su hermano menor secuestrado por una tribu de chicos que se hacen llamar ‘los azules’ para después conseguir su objetivo: cruzar el estrecho y alcanzar el continente, donde Anna, a la que por edad la muerte ya la acecha, podría encontrar el modo de salvarse.

Cuentan con una bitácora, un cuaderno de tapa marrón que les escribió su madre bajó el título “Las cosas importantes”, en el que deja anotadas instrucciones útiles para sobrevivir. A pesar de un recorrido lleno de retos y aventuras en un mundo desesperanzador, Anna encuentra siempre la forma de seguir adelante. Su historia constituye una inquietante parábola de amor y fuerza vital enraizada en los impulsos y las historias que nos contamos a nosotros mismos para navegar en este mundo.

Estelarizada mayormente por jóvenes talentos incipientes, Anna es interpretada por Giuglia Dragotto y Viviana Mocciaro junto con los reconocidos histriones italianos Elena Lietti, Roberta Mattei y Nicola Nocella.

Niccolò Ammaniti, escritor del libro en el cual se inspiró la miniserie y a su vez director y guionista de la misma, ya ha abordado la infancia y la adolescencia en algunas de sus novelas anteriores que combinan la ciencia ficción distópica, la narración de aventuras y la novela de iniciación.

La miniserie se rodó en 2020 en medio de todos los conflictos globales de la pandemia por coronavirus, reflejando los sentimientos y preocupaciones de una emergencia sanitaria como si los profetizara desde su novela de 2015.

El paso de la niñez a la edad adulta, se encrudece en cada episodio con el caos habitual imperceptible de su nueva realidad y la lucha esperanzadora de buscar un mejor futuro.