Rechazo total a la violencia: Diócesis de Querétaro

Por Elizabeth Mayorga Sánchez

El vocero de la Diócesis que Querétaro, José Martín Lara Becerril se pronunció por un rechazo total a la violencia, esto tras los asesinatos que se suscitaron el pasado lunes de dos Jesuitas y un guía de turistas en el municipio de Urique, estado de Chihuahua.

“Rechazo total y absoluto a la violencia, lamentamos muchísimo la muerte de mucha gente inocente, hemos sido testigos en México de cuantas mujeres han muerto de manera inocente, cuantos niños ha muerto, cuantos periodistas han perdido la vida, y ahora los sacerdotes”, subrayó.

Expresó su solidaridad con los padres jesuitas, sus familias y con la comunidad parroquial de la sierra tarahumara con quienes los sacerdotes ejercían su labor.

“La situación de violencia en México es muy clara hasta este momento las cifras oficiales que se nos han reportado, 123 mil 364 muertos, por muerte dolosa, 100 mil desaparecidos, son cifras verdaderamente alarmantes lo cual manifiestan el rostro de un país que vive en una violencia y nos inhala, pareciera que el costo de la violencia es la sangre inocente por que ver como corre la sangre de las mujeres, de los niños, de los periodistas, ahora de los sacerdotes… pareciera que eso no logra calmar el furor de la violencia, esto es claro, es el fruto de una descomposición social”.

Señaló que un factor muy grande de violencia es la droga, el incremento de la violencia familiar y social lleva a que cada vez las formas de matar sean de mayor preocupación.

Por su parte, mediante su cuenta de Twitter, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, dio a conocer que los cuerpos de los dos jesuitas, Javier Campos Morales “El Padre Gallo” y Joaquín Mora Salazar y del guía de turistas Pedro Heliodoro Palma fueron localizados.

Recordemos que los dos sacerdotes fueron asesinados cuando brindaban atención al guía de turistas quien ingresó herido a la parroquia de la comunidad de Cerocahui.

Fue el hijo de Pedro Palma, Ricardo Palma quien denunció en redes sociales lo que había pasado: “El día de hoy me avisan que tras asesinar a los dos sacerdotes en el poblado de Cerocahui, Chihuahua, sujetos armados irrumpieron en el Hotel Misión Cerocahui de Hoteles Balderrama y se llevaron a turistas incluyendo a MI PAPÁ”.

En su cuenta de Twitter, el 21 de junio señaló que en medios de comunicación no se hace mención de su padre ni de los turistas que fueron privados de su libertad, a lo que, exige a las autoridades colaboren en su localización.

Como lo indicó en su mensaje Maru Campos los hallazgos fueron “gracias a un esfuerzo extraodinanario de la Fiscalía General del estado al mando de Roberto Fierro”, misma dependencia que ahora ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos por el “Chueco”, José Noriel Portillo Gil quien “está plenamente identificado como el autor material del asesinato de dos jesuitas y un guía de turistas en Chihuahua”.

Centro Prodh en un Tweet fijado de El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. Promoción, defensa, difusión e incidencia en la vigencia de los #DDHH en México pronuncian: “El terrible y doloroso asesinato de los jesuitas Joaquín y Javier, en #Cerocahui, es una muestra de la irresponsable abdicación del Estado a salvaguardar la vida de sus habitantes, que se recrudece en las regiones más aisladas y empobrecidas del país”.

#FGEChih
@diocesisqro
@Centro Prodh
#Centro Prodh