«The Black Phone», justo lo que quieres ver

Scott Derrickson vuelve a dirigir una cinta de terror bajo la marca líder del género, Blumhouse, con el filme “The Black Phone”, un thriller de horror basado en el relato corto de Joe Hill acerca de un asesino serial de niños que acecha un pueblo.

En 2012, los cineastas Scott Derrickson y C. Robert Cargill se asociaron con el productor Jason Blum y el actor Ethan Hawke para realizar “Sinister”. El equipo estaba ansioso por volver a trabajar juntos y, cuando Derrickson comenzó a explorar opciones, volvió a “The Black Phone”, el cuento corto escrito por Joe Hill, quien además es hijo del legendario autor de terror Stephen King y que lanzó “The Black Phone”,que forma parte de 20th Century Ghosts, que es su colección de relatos cortos con mayores ventas de 2005.

El cuento y la película relatan la historia de Finney, un niño de 13 años que es secuestrado por un infame secuestrador de niños y asesino en serie conocido como “El Raptor”, en un pequeño pueblo en el norte de Denver. Encerrado en el sótano del asesino, Finney descubre que puede escuchar a las víctimas anteriores del asesino a través de un teléfono de disco negro desconectado que está en la pared para poder hacerle frente a su captor.

Dentro del ambiente que envuelve la historia se cuido que fuera lo más parecido al de los años 70´s gracias a la utilización de lentes anamórficos que asemejan el estilo de ese tiempo, además de emplear el tipo de grabación de Súper 8 para algunas secuencias que representan a los sueños, sumado al vestuario y estilo perfectamente cuidados.

Es importante señalar que la cinta se localiza durante esta década de los 70´s, sobre todo porque existe un vacío en el personaje de “El Raptor”, interpretado por Ethan Hawke, en donde no existe una motivación específica para cometer la serie de asesinatos en contra de los niños más que el hecho de un odio en su contra por mero placer. Sin embargo, en aquellos años era muy común saber de este tipo de actos como los cometidos por La Familia Manson, el estrangulador de la colina, el asesino del Zodiaco, el Hijo de Sam, John Wayne Gacy y Ted Bundy que dominaban las noticias nacionales y reconfiguraron las pesadillas estadounidenses.

La historia hace especial enfoque en el niño Finney (Mason Thames), un personaje que tiene diferentes cambios, quien a pesar de ser inteligente e ingenioso, su timidez no le permite expresarse a plenitud y poder defenderse contra sus abusadores, sumado a que los problemas con su padre alcohólico lo tienen inmerso en una prisión mental. Pero la evolución que tiene a consecuencia de su secuestro es completamente radical, y que a pesar de que en primera instancia podría parecer forzado termina por funcionar.

Por otro lado, existe un tema metafísico en el argumento que tiene que ver con Finney y su hermana Gwen, quienes comparten un tipo de conexión con el mundo espiritual heredado por su madre. Finney puede escuchar las voces de las víctimas del Raptor a través de un teléfono sin conexión que se encuentra dentro de habitación de secuestro y aunque no existe una razón específica por la que sucede aquello, se puede deducir que es por esa conexión con el mundo espiritual.

En el caso de Gwen, la hermana de Finney, ella tiene una conexión más profunda con ese campo llegando incluso a tener visiones potentes sobre los asesinatos en Denver a través de sus sueños, a los cuales ella intenta darles explicación por medio de oraciones con Dios, para así ayudar a la policía a encontrar a su hermano.

En realidad, dentro de la historia muchas cosas no tienen sentido a razón de que falta información que complemente a profundidad las acciones de los personajes, por lo que constantemente tienes que estar deduciendo las cosas, probablemente en el libro se revelen más detalles con algunas cosas, sin embargo el argumento carece de esos datos para poder comprender mucha historia. No obstante, la cinta cumple su cometido de mantener la tensión a través de las diferentes posibilidades que se muestran para rescatar al niño Finney.

Además de la tensión, existe un particular humor negro entre escenas que puede que cumpla diferentes funciones pero que ayudan a aligerar las situaciones que pueden ser en momentos muy fuertes debido a que los niños sufren violencia muy explícita que se resiente en la atención del espectador y que en momentos puede ser muy fuerte de ver.

Más allá del terror escalofriante, ésta es una película sobre la fortaleza de los niños, su capacidad para creer en fuerzas invisibles y el poder de la familia y el amor para soportar incluso los acontecimientos más oscuros e impensables.

Finalmente, “The Black Phone” es una cinta que de momento puede generar muchas interrogantes y giros poco argumentados, pero que cumple con la función de ser una cinta de horror con momentos de mucha tensión que te mantendrán atento a lo que ocurre en pantalla y que aunque se refuerza con algunos clichés típicos de este género, cumple con el propósito de entregar una cinta disfrutable y que te hará pasar un buen momento de tensión.