Nueva Renault Austral: El sonido de la calidad

La calidad de la nueva Renault Austral, presentada este mes de marzo, va mucho más allá de la elección de los materiales y de la tecnología de vanguardia a bordo. Cada detalle ha sido analizado para ir más allá de los límites. Olivier, experto en calidad percibida, nos explica el trabajo realizado en uno de los elementos emblemáticos del diseño interior de la primera SUV de la Nouvelle Vague de Renault: su reposamanos deslizante, y qué hace que deslizarlo sea tan emocionante.

Lo primero que llama la atención al entrar en la cabina de alta tecnología de la nueva Austral es la armonía. Lo siguiente que llama la atención es la hipnotizante pantalla OpenR que despierta con sus acogedores sonidos. El tercer elemento de estilo que no puede perderse es una unidad de diseño en las versiones de transmisión automática: un reposamanos ergonómico y deslizante. Guía la mano en la posición exacta para utilizar la pantalla multimedia y los botones «piano» que hay debajo. Pero la sensación al manejar este reposamanos móvil es otra.

«Un experto en calidad percibida se encarga de aportar valor a las funciones básicas y de desencadenar emociones positivas donde menos se espera». Comentó Olivier, experto en calidad percibida de Renault

DESTACANDO UNA UNIDAD DE DISEÑO EMBLEMÁTICA

El trabajo de Olivier como experto en calidad percibida requiere mucha sutileza: se asegura de que cada nuevo modelo de la gama Renault sea coherente en su conjunto, y de que las distintas partes de la carrocería y el habitáculo del vehículo formen un conjunto impresionante. Comprueba la calidad de los materiales, supervisa todo el proceso para que la imagen del tablero de dibujo se convierta en un auto listo para la carretera, comprueba que los movimientos sean suaves y las superficies estén enrasadas, se asegura de que las partes móviles sean fáciles de usar y encuentra formas de tentar a los usuarios.

La nueva SUV Renault Austral, que llegará al mercado el próximo otoño, no es una excepción. Olivier y sus colegas lo examinaron desde todos los ángulos para elevar su calidad a niveles extraordinarios.

«Hemos trabajado en todas las partes móviles de la nueva Austral. Pero, si tuviera que mencionar una, sería el reposamanos deslizante», confesó Olivier.

«Teníamos una fantástica unidad de diseño multifuncional en la consola central, pero moverla de un lado a otro no era especialmente estimulante. El jefe de Diseño de Interiores y yo pensamos en cómo hacerlo más atractivo»

EL SONIDO ERA LA CLAVE

La adición de ranuras y los sonidos que producen al mover el reposamanos hacia adelante y hacia atrás pronto se convirtieron en el camino obvio a seguir.

«Enseguida pensamos en añadir un sonido que acompañará a los movimientos del reposamanos: un sonido de «muesca» adecuado y algo metálico. »

Olivier sabía exactamente cómo quería que sonara, pero tenía que encontrar palabras para describir una sensación al resto del equipo… ¡No es una cuestión sencilla! Afortunadamente, también se dedica a otro tipo de mecanismos y encontró el que necesitaba para hacerles «oír» lo que quería decir.

Es un entusiasta de los relojes, los digitales porque son prácticos y los automáticos porque le fascinan sus precisos mecanismos y su exquisito acabado. Y casualmente llevaba uno que hacía exactamente el sonido que tenía en mente.

«El reloj que llevo para hacer deporte tiene un bisel con trinquete. Por casualidad, lo giré y escuché el sonido exacto en el que pensaba para el sistema de deslizamiento del reposamanos del Austral. Es un sonido precioso; se puede oír la calidad de la mano de obra y la precisión artesanal”.

PRECISIÓN Y CONTROL: LAS DOS PALABRAS CLAVES DE LA CALIDAD PERCIBIDA

Al equipo del proyecto y al equipo de diseño les encantó la idea, y todos se pusieron a trabajar para crear las ranuras y el atractivo sonido metálico que produce, basándose en el principio del bisel del reloj con trinquete. Se incorporaron 13 ranuras espaciadas uniformemente en el mecanismo de deslizamiento del reposamanos, para crear una sensación de ajuste milimétrico y un sonido agradable que lo acompañara.

«Al final, sientes que ya no es sólo una pieza que se desliza de un lado a otro: es una unidad que puedes controlar con precisión, que te hace sentir algo, que es totalmente coherente con la noción de calidad percibida en un vehículo».

Olivier no duda de que trabajar en los sonidos de las piezas móviles añade un valor real para los usuarios. «Estamos muy orgullosos del resultado y estamos deseando que los futuros propietarios de la Austral empiecen a disfrutar del movimiento del reposamanos deslizante».

Olivier está trabajando en la inclusión del mismo principio de sonido en varios vehículos futuros de la gama de Renault, que se revelarán pronto.