KIA Pet: ¿Cómo influyen las mascotas en nuestro bienestar emocional?

En el marco del día mundial del perro, Kia Pet en alianza con Dogs for Love, un grupo creado para el rescate animal en situación de calle y maltrato, afirman que tener un animal de compañía, nos puede ayudar en nuestro bienestar emocional, logrando una sensación de mejoría cuando tenemos alguna interacción o juego con nuestras mascotas.

De acuerdo con biólogos y psicólogos, existe un concepto llamado “biofilia” que explica la afinidad innata del ser humano por la naturaleza, de una forma ancestral y evolutiva; incluso, existen parámetros fisiológicos que indican los beneficios del contacto entre personas y animales.

Uno de los beneficios principales de tener una mascota es el aumento de los niveles de oxitocina, la denominada ‘hormona del amor’, y de dopamina, la ‘hormona de la felicidad’, lo que se podría interpretar como una mejora en el estado de ánimo al disminuir y prevenir los síntomas de depresión y ansiedad. Además, reduce el cortisol, la ‘hormona del estrés’, lo que mejora la calidad de vida.

El hecho de tener a alguien a quien cuidar y que nos acompañe en el día a día, hace que nos centremos en pensamientos asertivos y sanos, estas son las capacidades que nuestros compañeros de cuatro patas nos ayudan a desarrollar:

Empatía: Mediante la convivencia con nuestra mascota desarrollamos la capacidad de comprender lo que sienten y “ponernos en sus patitas”, lo que nos ayuda a ser más amables.

Responsabilidad y respeto: El cuidado de mascotas nos hace estar más atentos de su cuidado y nos enseñan a plantearnos prioridades y a organizar nuestro tiempo. Además de ser grandes compañeros, crecer con una mascota es una oportunidad para enseñarle a los más pequeños de la casa a ser responsables y a respetar a los seres vivos.

Disminuyen los síntomas de depresión: Las personas deprimidas no sienten el deseo de relacionarse ni de hacer nada, sin embargo, es posible que durante los paseos constantes (en caso de tener un perrito) empiecen a encontrar o reencontrar la voluntad para hacer aquellas cosas que le dan sentido a su vida. Además, está comprobado que la actividad física puede mejorar significativamente los síntomas de depresión, así como prevenirla.

Mejoran la vida social: Con frecuencia, salir a pasear a nuestra mascota puede ser la excusa para conocer gente nueva. Nunca faltan los desconocidos que se acercan a interactuar o jugar con tu perro y suelen surgir conversaciones sobre anécdotas o el cuidado de sus mascotas.

Sin duda, compartir la vida con un animal es una experiencia única que produce efectos positivos en nuestro estado de ánimo, pero tomando en cuenta que también exige un alto grado de responsabilidad y compromiso a largo plazo.

La plataforma de Kia Pet, cuenta con la sección “adóptalo” donde se puede encontrar el compañero ideal.