Tratamientos con células madre, ¿son realmente efectivos?

En uno de los primeros estudios de este tipo, Mayo Clinic analizó a un numeroso grupo de pacientes para entender qué les motiva a solicitar terapias con células madre y saber si sus expectativas tienen base científica. Los resultados pueden ayudar a los profesionales de la salud a aclarar ciertas afirmaciones engañosas y aconsejar mejor a los pacientes. El estudio llevado a cabo por Jennifer Arthurs, el Dr. Zubin Master y el Dr. Shane Shapiro se publicó en NPJ Regenerative Medicine (Medicina Regenerativa de NPJ).

«Vimos que muchos pacientes interesados en las células madre creen en cosas que la evidencia médica actual no respalda. Por ejemplo, muchos creen que las células madre superan a una intervención quirúrgica o a los estándares de la atención médica», comenta uno de los autores expertos del trabajo, el Dr. Master, bioético del Centro para Medicina Regenerativa en Rochester.

El equipo investigativo analizó a 533 personas, cantidad que representa la mayor muestra conocida de pacientes en busca de tratamientos con células madre u otro tipo de terapias regenerativas para afecciones musculoesqueléticas, lo que se conoce como ortobiología. Los pacientes encuestados consideraban consultar con las salas terapéuticas de Medicina Regenerativa en Mayo Clinic, entre noviembre de 2018 y febrero de 2020. La edad promedio fue de 68 años y el 50 por ciento era del sexo femenino.

Se les realizaron las siguientes tres preguntas:

  • ¿Le interesa aplicar un tratamiento con células madre para su afección?

  • ¿Cómo supo acerca del tratamiento con células madre para su afección?

  • ¿Se ha comunicado con alguna clínica para células madre?

Aproximadamente el 27% dijo que creía que la terapia con células madre retrasaría o evitaría una cirugía para reemplazo de la articulación; el 26% dijo que pensaba que aliviaría el dolor, y casi el 19% creía que las inyecciones de células madre serían una alternativa mejor o menos invasiva a la intervención quirúrgica.

«La evidencia clínica no muestra que se pueda evitar completamente el reemplazo de una articulación o la reparación de un tendón ni que la terapia con células madre supere al estándar de la atención médica o a las alternativas quirúrgicas», afirma otro autor experto del trabajo, el Dr. Shapiro, director médico de las salas terapéuticas de Medicina Regenerativa en Mayo Clinic de Jacksonville (Florida).

La fuente de información que los encuestados citaron con más frecuencia fue la búsqueda en Internet, seguida por las recomendaciones recibidas en conversaciones con familiares y amigos.

Mayo Clinic es una de las primeras instituciones médicas en ofrecer un Servicio de Consulta en Medicina Regenerativa con el fin de informar a los pacientes y de avanzar con responsabilidad las terapias regenerativas. El servicio de consulta educa a los pacientes sobre la realidad de las células madre y las terapias ortobiológicas.

«Los resultados del presente estudio refuerzan el valor del Servicio de Consulta en Medicina Regenerativa que Mayo Clinic ofrece. Los pacientes continúan interesándose por la terapia con células madre, pero muchos posiblemente no están bien informados acerca de la eficacia de estos tratamientos. Mayo Clinic puede servir de fuente confiable para buscar información de salud acerca de la medicina regenerativa», señala Arthurs, enfermera especialista y coordinadora de pacientes en las salas terapéuticas de Medicina Regenerativa en Mayo de Jacksonville (Florida).

El análisis reveló que muchos de los pacientes ya se habían comunicado con alguna clínica para células madre, antes de buscar la consulta en Mayo Clinic. No obstante, muchos de quienes deseaban una consulta presencial no se habían comunicado antes con ninguna clínica para células madre y, muy probablemente, venían remitidos a Mayo Clinic por un profesional de atención médica.

El equipo del estudio concluye que los profesionales de salud interesados en avanzar de forma responsable las terapias con células madre y los tratamientos ortobiológicos deben hablar con los pacientes acerca de las distintas alternativas, ofrecerles información objetiva, corregir conceptos equivocados y simultáneamente respetar la motivación del paciente para buscar este tipo de terapias.

Debido a que el estudio se realizó principalmente con pacientes que deseaban terapias con células madre para afecciones musculoesqueléticas, el equipo recomienda realizar otros estudios que reflejen la actitud de una población más amplia de personas interesadas en la ortobiología y las terapias con células madre.