Conoce el LNX-100 de FILA, estilo y libertad a tope

Irrumpe en el mercado de los sneakers el LNX-100 de FILA, una silueta versátil que complementa un look casual, elegante y cómodo, con guiños a modelos representativos de la marca, y la ingeniería necesaria para cumplir con un estilo de vida libre y moderno.

La silueta LNX-100 es un spin-off del clásico FX-100 de FILA, un sneaker que revolucionó el calzado usado en el baloncesto. También mezcla la nueva bandera de la marca, la cual marcó hito en los costados de los modernos diseños del Disruptor, otro símbolo de la firma en los últimos años.

El ADN de FILA también sobrevive en este nuevo diseño con algunos guiños al Teratach 600, un calzado con todo el poder street wear, por lo que el resultado final incluye comodidad, diseño moderno y elegancia en una misma pieza.

El LNX-100 está elaborado al exterior en piel, con forros de textil, lo que permite mantener su presentación impecable en clásico blanco. A los costados aparecen los logotipos bordados, que hacen match perfecto con la mediasuela y suela en combinación con la parte superior.

El toque de la marca también aparece en la lengüeta y el talón, se ciñe correctamente a cada paso con los clásicos cordones planos de la época y lleva, además de los detalles perforados en el toe box y debajo de la FILA flag. Su lengüeta y cuello alrededor del talón son acolchados, un extra de comodidad que combina con la entresuela de EVA.

“La gama del LNX-100, que forma parte de la tendencia del juego del sneaker y línea básica de calzado de FILA, complementa el grupo de los mid-top y hi-top, donde la firma está súper posicionada. Con este modelo estamos disponibles para mujeres, hombres y niños, así que puede llegar como el complemento perfecto para el Regresos a Clases, con total libertad”, afirma Rodolfo Martínez, Director de Marketing de FILA México.

FILA nació en Biella Piemonte, Italia, y su nombre obedece al apellido de un par de hermanos que en 1911 se iniciaron en el diseño de calzado enfocado a diversos deportes. Desde 2005, la casa pertenece a Gene Yoon y Jon Epstein (QED), quienes insertaron un sello coreano y renovaron la tradición de la marca, que irrumpe en el mercado con sus novedades.