Aprovecha al máximo tus ether

A esta altura, probablemente hayas escuchado hablar mucho del bitcoin, la primera y más popular criptomoneda, diseñada en 2008. Desde entonces, se han creado miles de ellas, entre las que destaca el ether (ETH), la moneda nativa de Ethereum, la blockchain más utilizada en el mundo de las criptomonedas. Pero, ¿por qué se ha hecho tan popular?

A los 19 años, Vitalik Buterin y su equipo diseñaron una nueva y mejorada blockchain – o cadena de bloques – llamada Ethereum, que se puso en marcha el 30 de julio de 2015. Ahora, la capitalización de mercado de Ethereum es de aproximadamente 205.000 millones de dólares, mientras que la de Bitcoin supera los 560.000 millones.

Mientras celebramos el séptimo aniversario de Ethereum, podemos reflexionar sobre su evolución e impacto en la tecnología financiera. Ethereum está haciendo algo más que permitir aplicaciones novedosas y arte digital. Se está convirtiendo en todo un ecosistema en el que la gente puede comprar bienes y servicios, convertirse en propietarios de terrenos en el metaverso e incluso, votar sobre cómo debe comportarse el dinero. Por ahora, centrémonos en algunos de sus principales casos de uso actuales:

1.- Contratos inteligentes

Los contratos inteligentes programan acciones para que se produzcan automáticamente cuando se cumplan condiciones específicas y predeterminadas. Esto puede sonar muy parecido a un contrato tradicional, sin embargo, los contratos tradicionales requieren que un tercero, como un abogado, haga cumplir las reglas. Con los contratos inteligentes, ese cumplimiento se escribe en el código, lo que permite automatizar una amplia gama de procesos, que se vuelven más rápidos y seguros como resultado. Los contratos inteligentes han llevado a la creación de una serie de casos de uso para la tecnología blockchain, incluyendo dApps, DAOs y NFTs.

2.- dApps

Los contratos inteligentes también han permitido a los desarrolladores crear aplicaciones descentralizadas (dApps), que automatizan las funciones de las aplicaciones y permiten a las personas enviar algo más que dinero sin intermediarios. Las dApps han hecho posible que las personas intercambien activos, compren propiedades digitales (NFTs) e incluso jueguen juntas sin que un tercero supervise sus acciones. Decentraland, por ejemplo, es un mundo virtual construido íntegramente sobre Ethereum en el que los usuarios pueden navegar por terrenos, explorar las creaciones de otros usuarios e intercambiar artículos en el mercado de Decentraland.

3.- DAOs

Ethereum también ha permitido la creación de un nuevo tipo de organización llamada «Organización Autónoma Descentralizada» (DAO). Las DAO son comunidades enteras de personas que trabajan por objetivos colectivos sin una autoridad central. En las DAO, los contratos inteligentes están específicamente vinculados a la votación, de modo que los miembros de la comunidad proponen y votan acciones, que son automáticamente ejecutadas por el contrato, creando organizaciones altamente democráticas y planas.

4.- NFTs

Los contratos inteligentes también han hecho posible la compra, el comercio y el uso de tokens no fungibles (NFT) – criptomonedas únicas con valor, que a menudo toman la forma de imágenes, música u otras formas de arte. Cuando los NFT se negocian en la cadena de bloques, los contratos inteligentes gestionan sus transferencias y hacen un seguimiento de la propiedad, por lo que cada uno puede enviarse y recibirse sin que un tercero verifique la transacción. Las NFT han llegado incluso a permitir que la gente compre y venda casas sin intermediarios.

Ethereum se ha vuelto tan popular en América Latina que ETH es la segunda moneda más atesorada sólo por detrás de bitcoin en la plataforma de criptomonedas de Bitso, con más del 33% de sus usuarios accediendo a ETH. Ethereum trae un ecosistema de posibilidades para los pagos, las artes, el metaverso y las NFT en América Latina. Saquemos el máximo provecho de ETH y hagamos que las cripto sean útiles, juntos.
Por: Abraham Cobos Ramírez, Lead de Crypto en Bitso