Plácido Domingo se presentó en la Arena Ciudad de México

El pasado martes 16 de Agosto, el tenor Plácido Domingo regresó a México tras varios años para presentarse en la Arena Ciudad de México acompañado de La Orquesta Filarmónica del Desierto de Coahuila, además de que también se presentará en la Arena Monterrey el 19 de agosto.

El español Plácido Domingo se lució en su presentación en la Arena Ciudad de México, donde compartió escenario con la soprano Eugenia Garza y el tenor Arturo Chacón quienes fueron sus invitados especiales en esta presentación. La velada comenzó alrededor de las 21:15 horas  con La orquesta Filarmónica del Desierto de Coahuila bajo la dirección de Eugene Kohn interpretando El Baile de las Horas emocionando al público para que al terminar por fin Plácido Domingo saliera al escenario para interpretar su primer pieza de la noche Nemico della patria, con lo que obtuvo un gran recibimiento de parte del público con solo salir al escenario.

Las sorpresas comenzaron con la llegada de Eugenia Garza al escenario para interpretar Ebben, ne andró lontana, pieza que con su potente voz emocionó a más de uno, para así dar paso al primer dúo de la noche ya que Plácido regreso al escenario pero en compañía del tenor Arturo Chacón para unir sus voces al interpretar dúo de amistad. Tras este poderoso dúo Plácido invitó al escenario al director de la Orquesta Filarmónica del Desierto a Natanael Espinoza para deleitar a los asistentes con la poderosa obertura de Nabucco.

La noche transcurrió entre solos por parte de Plácido, como de sus invitados y en ocasiones dúos, tras un intermedio de aproximadamente 15 minutos Plácido regreso al escenario con un atuendo diferente y en donde se apreció la misma dinámica de solo y dúos, tras piezas como d’España vengo, bella enamorada, feliz morada, el final de la noche se acercaba cuando los tres cantantes se unieron al interpretar «quizás», seguida de «solamente una vez» como dúo de Eugenia y Plácido. Para darle paso a Arturo con Amor Eterno.

No puede ser! interpretada por Plácido anunciaba el final, o eso se creía ya que después de una gran ovación por parte del público que no paraba de gritar «otra» el tenor decidió complacer al público chilango con «La morena», dando inicio a varias sorpresas, entre ellas la aparición de mariachi y de plácido con traje de charro para interpretar algunas canciones entre ellas «Paloma querida», además de que Arturo también subió al escenario con traje de charro.

Esta entrañable noche terminó con la interpretación de «El Rey» logrando que el público le aplaudiera por más de 2 minutos, despidiéndose esta vez del público que aún coreaba «otra vez».