Autoridades de la comunidad científica y representantes del legislativo presentan la versión física del texto «12 Retos para Científicas Picudas»

Autoridades del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei) y el Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, presentaron en la Biblioteca Vasconcelos la versión física del texto «12 retos para Científicas Picudas», obra pensada en fomentar el tema de la ciencia y su entorno de una manera divertida y entretenida para las niñas (de manera principal aunque sin excluir a los niños) en México.
De acuerdo con Olivia López Arellano, titular de la Sedesa, compartió en relación al texto, ser un libro divertido integrado por ilustraciones y personajes simpáticos quienes plantean retos con la finalidad de ser resueltos por los jóvenes lectores, además de incluir biografías de científicos. También, desde su punto de vista, López Arellano definió que una persona curiosa, interesada por el mundo y explicar cosas, así como ser audaz, valiente, además de cuestionarse así mismo y dar respuesta a esas dudas, caracteriza ser ‘Científica Picuda’.
De igual manera, la legisladora Gabriela Sodi Miranda, integrante titular del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, perteneciente al Partido de la Revolución Democrática (PRD) refirió: «decidimos publicar este ejemplar porque la niñez es una prioridad. Entendemos en la 65 legislatura la importancia de acercar a niñas, niños y adolescentes a la lectura científica a través de la experimentación de ejercicios sensibles que permitirá que estas generaciones de jóvenes se introduzcan a la ciencia de una manera lúdica y logren diferenciar los datos sensibles y duros entorno a la ciencia».
Asimismo, Sodi Miranda destacó como parte importante del libro «12 retos para Científicas Picudas» el acercar a los jóvenes al conocimiento científico a través de distintos procesos subjetivos y objetivos con la finalidad de construir conciencia e inteligencia relacionados con la memoria (aprendizaje adquirido) y el análisis de los elementos aprendidos, un hábito que se comienza a perder incluso en niveles de educación superior.
De igual manera, la legisladora puntualizó como la parte esencial del proceso, la habilidad de sintetizar y dar paso a la creación como la parte final del conocimiento, un proceso difícil de lograr tanto en las ciencias duras como en la blandas, según compartió Sodi Miranda, procesos a los cuales, las y los jóvenes podrán adentrarse a través del conocimiento científico abordado en la obra impresa. Debido a ello, agradeció el esfuerzo por parte de los integrantes de la Cámara de Diputados que hicieron posible la impresión del texto en busca de acercarlo a la población joven de México.
En su participación, la maestra Diana Chavira y la doctora Garbiñe Zavala, integrantes del Inmegen, compartieron también desde su punto de vista, los retos más importantes abordados en el texto, entre ellos, «formular un día de preguntas (en busca de encontrar las soluciones); imaginar el futuro (ante el abanico de posibilidades en la vida) bajo las características de analizar el comportamiento de la sociedad y hacer que se respeten las personas en beneficio de la sociedad».
Además, la maestra Chavira agregó como el reto número 13, el de entrevistar a una mujer admirada por quienes se sientan interesados en el libro «12 Retos para Científicas Picudas», debido al valor de aprender de una persona con mayor experiencia, un ejercicio de mayor valor cuando el conocimiento es adquirido y proviene de alguien admirado.
Asimismo, la titular y la subdirectora de la Sectei, Rosaura Ruiz y Ofelia Angulo, recomendaron tanto a niñas y niños, definir a qué ciencia es a la que se quieren dedicar y desarrollar desde temprana edad, el espíritu de investigar de manera detallada con el propósito de desarrollarse como las próximas científicas y científicos, una tarea que requerirá de «estudiar mucho, tener una cultura general amplia y saber mucho del tema que se quiera abordar para exponerlo con pasión y compartir su conocimiento».
Como parte del esfuerzo realizado para la impresión del libro, la jefa del departamento de Actividades Culturales de la Biblioteca Vasconcelos, Virginia Soriano Medina, anunció que «12 Retos para Científicas Picudas» contará con una versión en braille en busca de lograr la inclusión y hacer llegar a más sectores de la sociedad el texto para motivar a los menores el gusto por la ciencia y lo que la rodea; dicha versión estará disponible en la Sala Braille de la Biblioteca Vasconcelos de la Ciudad de México.
Por último, el legislador Javier López Casarín, también titular del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados e integrante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y el director del Inmegen Luis Herrera Montalvo, invitaron a los menores hacer uso de uno de sus más grandes superpoderes relacionado con el desarrollo del conocimiento con base en el estudio y preparación, además de exhortar también a leer el libro en familia, en busca de plantear preguntas y darles respuesta con el objetivo de crear un mejor futuro en la vida.
El libro «12 Retos para Científicas Picudas» aún está disponible para su consulta de manera digital a través de los formatos de audiolibro y texto electrónico y, desde este momento, ya podrá buscarse en formato físico, un esfuerzo en conjunto de la Cámara de Diputados y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Para mayor información se puede consultar la página oficial del Inmegen (https://www.inmegen.gob.mx/ensenanza/divulgacion/).