Suicidio. Un grito no escuchado

Un tema del que no se habla, una realidad que pide ser incluida y mirada, una voz doliente que grita de manera estridente para ser escuchada, así es el suicidio.

Una verdad que ha existido por siglos y que hoy, después de los eventos y restricciones vividos durante la pandemia ha encontrado un espacio exponencial para colocarse de manera preocupante.

El suicidio se trata de una muerte súbita, violenta, inesperada y poco previsible que se puede comparar con la vivencia traumática en un campo de concentración, de ahí deriva el término “supervivientes”, refiriéndose a los familiares de la persona que recurre al suicidio como salida para acabar con su dolor, sufrimiento y sin sentido. Afirma Blanca Ramírez, Psicologa y tanatótologa de Tu terapia.com.mx.

En general el suicidio es multicausal, es decir, no existe un solo factor o circunstancia que lleve a una persona a atentar contra su vida, aunque puede existir un último desencadenante, circunstancia que suele llevar a muchos supervivientes a pensar que esa ha sido la única causa y que podría haberse evitado.

Una de las situaciones que devino con la pandemia es que, tras ella, se ha empezado a hablar por fin con mayor naturalidad de la enfermedad y de la salud mental y emocional, y se ha visibilizado que los niños y los adolescentes también pueden experimentarlas, y que son igual de importantes que aquellas que presentan los adultos.

Sin duda alguna, la pandemia ha empeorado la salud mental de todos, sin excepción; pero es verdad que ha afectado especialmente a los grupos más vulnerables. Cmenta Blanca Ramírez.

Asi que si sientes que la vida te rebasa, que estas transitando por un túnel oscuro, “sin salida”, que la fuerza de vida ha perdido vigor e importancia en ti, que la pasión por crear, respirar, construir y confiar se ha nublado en tu alma, mente y cuerpo, no te olvides que tienes con quien contar.

En tuterapia.com.mx te ofrecemos un grupo de especialistas que te acompañarán tomado de tu mano, codo a codo, corazón a corazón este camino sinuoso y temporal.

Te esperamos con el alma disponible y presente. Conlcuye Blanca Ramírez.