Vuelve a vivir Querétaro la más mexicana de las vendimias, la de Viñedos Azteca

El sabor único de la charrería, de la música, del folclor nacional, del amor al caballo, al vino y a la hospitalidad, se vivieron de nueva cuenta durante la más mexicana de las vendimias, la de Viñedos Azteca.

En la inauguración, la coordinadora de Proyectos Especiales de la Secretaría de Turismo (Sectur), Erika Contreras Moreno, destacó el trabajo, la pasión y el talento que la familia Ferreira y su equipo de trabajo han impreso al lugar, lo que lo ha convertido en uno de los favoritos entre los queretanos y los enoturistas que cada año visitan la región de vinos queretana.

“Hoy Viñedos Azteca abre nuevamente sus puertas para deleitar los paladares de todos sus visitantes, con deliciosos y multipremiados vinos, con una gran gastronomía y una fiesta mexicana que refleja toda nuestra cultura e historia, y a partir de ahora, con esta primera vermutería queretana, que abre un nuevo panorama para la vitivinicultura de Querétaro y una nueva opción para todos los amantes del vino”, expresó la funcionaria, a nombre de la titular de la Sectur, Mariela Moran Ocampo.

En su momento, Jorge Ferreira, propietario de Viñedos Azteca, recordó que fue hace 15 años que surgió el proyecto a raíz de su amor por los caballos y fortalecido con su pasión por el vino.

“Reconozco a mis amigos y socios españoles Miguel Giménez Montesinos, José Antonio Llaquet y María Baro -pioneros del enoturismo en queretaro-, su guía y enseñanza para apreciar esta bebida tan maravillosa como es el vino; don Luis Fernando Olaverri dijo: el vino es la única obra de arte que se puede beber, ¡y cuánta razón tenía!”, apuntó.

Ferreira se dijo fiel creyente del enoturismo como generador de fuentes de trabajo y fuerte impulsor de la economía del estado, por lo que, en el marco de la vendimia, anunció la inauguración de la vermutería campestre de Viñedos Azteca, la primera en México.