Día Mundial del Alzheimer: Cada tres segundos se desarrolla un nuevo caso de demencia en el mundo

En el marco del Día Mundial del Alzheimer, que se conmemora el 21 de septiembre, y ahora que el tema de la memoria está tan de moda, es la coyuntura perfecta para hablar de este padecimiento neurodegenerativo que se ha convertido, de manera paulatina pero constante, en un gran problema de salud.

A decir de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el planeta existen más de 55 millones de personas (8.1% de mujeres y 5.4% de hombres mayores de 65 años) que viven con demencia. Esta cifra aumentará a 78 millones para 2030 y a 139 millones para 2050, lo cual es más que preocupante.

Hoy en día en México hay 1.5 millones de pacientes con algún tipo de demencia y de ellas 900 mil con Alzheimer, según datos del doctor José Alberto Ávila Funes, jefe del Departamento de Geriatría del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

A pesar de que no existe tratamiento o cura para detener o revertir la enfermedad de Alzheimer, es necesario primero, no dar por sentado que este padecimiento es inherente a la vejez, tomar consciencia y cuidar nuestro cerebro.

Para ello existen tratamientos catalogados como suplementos alimenticios que pueden ayudar a aliviar algunos síntomas relacionados con la enfermedad de Alzheimer y uno de ellos es el Omega 5 Nanoemulsionado, poderoso antioxidante de probada efectividad para ayudar al cerebro a funcionar adecuadamente.

Al respecto, el doctor Samuel Serfati, médico internista, remarcó: “Sin duda, en los últimos 20 años ha habido avances médicos notables para tratar dicha enfermedad, que hoy en día representa la principal causa de demencia, sin embargo, poco se ha hecho en la parte de prevención. En este momento contamos con un importante producto, con tecnología israelí, que ha probado su efectividad para retrasar los síntomas, o bien, para disminuir sus tremendos efectos. Estamos hablando del Omega 5 Nanoemulsionado que realmente está ayudando mucho a los pacientes”.

El doctor Serfati añade que esta enfermedad, el Alzheimer, se empieza a desarrollar 20 años antes, “por lo cual es necesario tratar de prevenir y tener el conocimiento de estas enfermedades para frenar sus terribles efectos. El Omega 5 Nanoemulsionado ayuda de forma muy específica ya que

tiene la gran ventaja de que lo podemos tomar desde que somos jóvenes, se recomienda tomar una capsula diario por la mañana”.

Datos interesantes sobre el Alzheimer

Al ser una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro que deteriora la memoria, el pensamiento y el comportamiento, se presenta de forma diferente en cada persona y empeora con el tiempo. Algunos desafíos que enfrentan los pacientes en este proceso de deterioro cognitivo son:

  • Problemas para recordar palabras o nombres.
  • Dificultad para realizar tareas habituales.
  • Olvido de hechos recientes.
  • Pérdida de objetos comunes.
  • Olvido de la historia personal.
  • Olvido de amigos, e incluso, familiares.
  • Desorientación o extravío.
  • Cambios fuertes en la personalidad: desconfianza, alucinaciones o impulsividad.
  • Pérdida de la capacidad de valerse por sí mismo.
  • Imposibilidad para comunicarse.
  • Pérdida de las habilidades físicas, como caminar o tragar.

A la fecha, a pesar de esfuerzos de científicos de todo el mundo, se desconocen las causas de la enfermedad de Alzheimer, pero se han detectado factores de riesgo a través de años de investigación científica y clínica. Por ejemplo, la herencia genética, edad avanzada (mayores a 60 años), enfermedades del sistema inmunológico, padecimientos bucodentales, diabetes, tabaquismo y síndrome metabólico, entre otros, son algunos de los factores que pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad.

Por último, es importante hacer énfasis en que el Alzheimer está impactando ahora a edades más tempranas -a partir de los 35 años, como dice la Clínica Mayo-, aunque todavía no se saben bien a bien las causas. Sin embargo, puede suponerse que es por el actual estilo de vida, cada vez más acelerado y lleno de estrés, además de una alimentación rica en sodio, grasas saturadas, azúcares y harinas refinadas, además del sedentarismo extremo.