Consejos para mejorar la salud cardiaca de forma simple y oportuna

Existen diversas creencias en torno a la salud del corazón y a los factores que pueden disminuirla, esto a consecuencia de la falta de conocimiento o asesoramiento médico; por ello, en el marco del Día Mundial del Corazón, te compartimos 5 datos relevantes acerca de este músculo y sus cuidados.

24/7: el corazón se mantiene activo a lo largo de nuestra vida de manera ininterrumpida, de ahí la importancia de brindarle los cuidados necesarios acorde a los requerimientos por edad, sexo o estado de salud física.

Enemigo silencioso: la falta de salud cardiaca no da indicios de malestar hasta que deriva en complicaciones graves; de ahí la importancia de acudir al médico de forma periódica y realizarse los estudios pertinentes.

Más común de lo que imaginas: alteraciones del sistema cardiovascular como la presión elevada y el colesterol alto son muy frecuentes en la población mexicana. De acuerdo con los registros más actualizados éstas tienen una alta prevalencia en México, aproximadamente 30 de cada 100 mexicanos y 43 de cada 100 mexicanos [1] y 43.3%, las padecen respectivamente.

Si hay vuelta atrás: si enfermedades como la presión elevada y el colesterol alto son diagnosticadas tempranamente, éstas pueden revertirse gracias al tratamiento médico oportuno y a innovadoras terapias orales que están diseñadas para mejorar el funcionamiento del corazón y del sistema cardiovascular.

Alimentación, pieza clave: por medio de la comida ingresan al cuerpo vitaminas, fibra, nutrientes o ácidos grasos que contribuyen a reducir los niveles de colesterol en sangre, favoreciendo el buen funcionamiento del órgano motor del cuerpo.

Algunos de los alimentos que cuidan el corazón son:

  • Pescado: los altos niveles de ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado favorecen la disminución de la presión arterial. Además, su ingesta puede bajar los niveles de triglicéridos (grasa en la sangre).
  • Aguacate: ayuda a mejorar los niveles de colesterol LDL (conocido también como colesterol malo) en las personas con sobrepeso u obesas, disminuyendo factores de riesgo para padecer complicaciones cardiacas.
  • Nueces: en cantidades moderadas, mejoran el revestimiento de las arterias, reducen el riesgo de generar coágulos sanguíneos y disminuyen los niveles de inflamación asociados a enfermedad cardiaca.

Para conocer más acerca del corazón, sus cuidados y enfermedades que pueden decrecer o mejorar su estado pueden consultar el perfil de Facebook Mide tu pulso donde encontrarán información de valor referente a la salud cardiovascular.