Con OnlyFans me reconcilio con mi cuerpo y mi sensualidad”: Julia Orayen


“El cuerpo es cuerpo y lo que hagamos con él, ya es creatividad de cada quien”, dice Julia Orayen, ahora que acaba de abrir su cuenta de OnlyFans, para la cual ha pensado incluso una sesión de fotos, jugando a ser una mecánica automotriz.

“Creo que es importante, como sociedad, que entendamos que todos tenemos un montón de cosas que nos interesan. Yo soy muy curiosa, he estudiado un millón de cosas; ¡quiero meterme a un curso de carpintería!, y he pensado hasta en hacer una sesión de fotos como mecánica porque me atrae arreglar coches”.

Orayen se convirtió, casi por accidente, en una celebridad en 2012, cuando fue la edecán en aquel debate presidencial en el que el candidato Gabriel Quadri la persiguió con la mirada en plena transmisión.

“Es curioso porque yo nunca me había sentido sexy”, dice la modelo y escritora, de la Sociedad General de Escritores de México.

“Pero sí, puedes ser sexy, modelo, escritora, madre, tener tu cuenta de OnlyFans y ser cheff si quieres. Todo eso puede conformar a una persona; es maravilloso desarrollarse en todas las facetas que a uno le gustan”.

Con esta idea en mente, Orayen decidió hacer caso al montón de peticiones de sus seguidores en redes sociales que constantemente le preguntaban: ¿para cuándo abres tu página de OnlyFans?

Y lo hizo: “En la página hay varios tipos de contenido: uno que es casero, más cercano a la persona y que es algo que me gusta compartir porque a la gente le gusta saber tu día a día; el otro tipo son las producciones, en las que me gusta poner mucho empeño porque siempre he sido de cuidar los detalles de lencería, zapatos, el lugar en el que se hacen las fotos; ha sido padrísimo, y por último, los pedidos especiales. Me han pedido hasta cantarles las mañanitas, y con mucho amor lo cumplo”.

Para Julia Orayen, el OnlyFans ha sido incluso un redescubrimiento de su cuerpo, luego de que fuera madre, proceso que significó un cambio radical. “Engordé muchísimo durante el embarazo. Y me dijeron que nunca iba recuperar la figura, que soltara los postres, y bromeaba cuando iba a la playa porque realmente parecía yo un manatí. Todo lo horrible que te pueden decir durante el embarazo, me lo dijeron”.

Pero después del parto, la modelo trabajó con su cuerpo y se nota en su figura.

“Todas las mujeres tenemos nuestras inseguridades. De hecho, la primera vez que hice Playboy fue terapéutico porque fue como abrazar todo aquello que yo consideraba un defecto, pero que para alguien de afuera era considerado algo hermoso”.

Así que la sensualidad que muestra ahora en su OnlyFans contribuye no solo a complacer a sus seguidores que tanto se lo pidieron, sino a reafirmar que está a gusto con su cuerpo.

“Es algo mágico porque desde la primera hasta la segunda vez que estuve en Playboy hubo muchísimos cambios en mi vida. La primera vez la hice como modelo que va a un casting mientras que la segunda fue diferente porque fue desde un plano de celebridad, y pude elegir hacerlas en la playa (fue en 2012, luego del debate). Y ahora que abro OnlyFans, lo hago después de muchos cambios en mi vida y mi físico. Es un gran triunfo reconciliarme con mi cuerpo desde la sensualidad”.