Jack White: Uno de los últimos iconos del Rock estremeció el Pepsi Center de la Ciudad de México

Jack White reventó el Pepsi Center de la Ciudad de México con un increíble show lleno de distorsión bien lograda, un gran desfile de guitarras, una gran alineación de su banda, un setlist que repasó todas sus etapas como músico (White Stripes, The Raconteurs, The Dead Weather) y una complicidad inigualable del público que hicieron de este concierto uno de los mejores del año.

La noche empezó con la apertura de Cat Power en un ensombrecido escenario que llenó de color con su nostálgica combinación de Soul y Blues para dejar un preámbulo inmejorable para lo que se avecinaba.

En punto de las 21:15 se apagaron las luces del recinto anunciando que llegaba la hora de disfrutar a uno de los últimos iconos del Rock & Roll en toda la extensión de la palabra, a ese músico de Detroit, Michigan que revivió los más sutiles acordes del Blues y el Country, a ese Rockstar que toca la guitarra como si no hubiera un mañana.

Desde que White salió al escenario todo fue pura potencia y estruendo con un intro instrumental y el comienzo del concierto con ‘Taking Me Back’, «Fear of the Dawn’ y ‘Black Math’ que desató la locura y provocó que se vieran volando las primeras cervezas de la noche por todo el recinto.

Jack que se encuentra tal vez en el momento más creativo y de soltura en su carrera, lanzó dos discos este 2022 y no podían faltar temas de dichas entregas como ‘Hi-De-Ho’ y ‘Love Is Selfish’ que mantuvieron el ánimo a tope.

Prácticamente la guitarra no dejó de sonar de principio a fin y de esta manera Jack presentó con gran energía una seguidilla de temas de su paso por la legendaria banda The White Stripes con clásicos como ‘Hotel Yorba’, ‘Cannon’ y ‘I Think I Smell a Rat’.

El público atónito y extasiado por lo que estaban presenciando no dejó de cantar y sacar todas sus emociones y con el turno de ‘We’re Going to Be Friends’ y ‘The White Raven’ se acrecentaron aún más.

Para el que parecía sería el final del concierto llegó la electrizante versión de ‘I Cut Like a Buffalo’ original de los aclamados The Dead Weather que dejaba con ganas de mucho más a sus fervientes fans.

Sin embargo, White y compañía regresaron al escenario, pues en el setlist pintaba ‘Steady, as She Goes’ (The Raconteurs) dónde sucedió un gran momento cuando Jack pidió a los asistentes que se sentarán un instante para después desatar la locura a lo más alto y uno de los coros más fuertes de la noche.

Con un Jack White claramente emocionado y eufórico llegó la grandiosa ‘Fell in Love With a Girl’ seguida de ‘What’s the Trick?’ y la infaltable y esperada ‘Seven Nation Army’ donde llegó el único momento de silencio por parte de los músicos para escuchar el impresionante coro de los presentes que hizo retumbar a todo el Pepsi Center.

Fue un concierto de esos que quedan para la historia, de esos que te hacen amar la música, de los que despiertan la sed de Rock & Roll y de los que siempre se espera vuelvan a suceder, eso y mucho más es Jack White.