Se suma SESA a la conmemoración del Día Nacional de Prevención de Quemaduras

La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro informa que con el propósito de coadyuvar a garantizar el derecho a la protección de la salud, el Senado de la República aprobó proyecto de decreto por el que el Congreso de la Unión declaró el 26 de octubre de cada año, como el Día Nacional de Prevención de Quemaduras en el mes de marzo de 2017.

Derivado de lo anterior la SESA se suma a la conmemoración con la finalidad de fortalecer la difusión para la prevención de accidentes por quemadura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define que una quemadura es una lesión a la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por el calor o la radiación, la radioactividad, la electricidad, la fricción o el contacto con productos químicos.

Las quemaduras térmicas (provocadas por el calor) se producen cuando algunas o todas las células de la piel u otros tejidos son destruidas por:

  • Líquidos calientes (escaldaduras).
  • Objetos sólidos calientes (quemaduras por contacto).
  • Por llamas (quemaduras por llama).

Según los datos más recientes de la OMS, las tasas de muerte por quemaduras son ligeramente mayor en mujeres que en hombres. Esto contrasta con el patrón común de lesiones, según el cual las tasas de lesiones tienden a ser más elevadas entre los hombres que entre las mujeres.

Las mujeres están más expuestas al riesgo asociado con la cocina al aire libre o con el uso de cocinas peligrosas que pueden comprometer la ropa. Las llamas abiertas que se utilizan como calefacción y para iluminar también conllevan riesgos. Junto con las mujeres adultas, la población infantil es vulnerable a las quemaduras.

La Secretaría de Salud emite las siguientes recomendaciones para evitar riesgos por quemaduras:

  • Usar cubiertas o tapaderas mientras se cocina los alimentos para evitar las salpicaduras de aceite o agua caliente.
  • Colocar, en lo posible, protecciones alrededor de objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles.
  • Utilizar objetos provistos de elementos de agarre aislante (mangos, asas), en buen estado.
  • Los mangos de sartenes y cacerolas no deben sobresalir del mueble de cocina.
  • Alejar a la población infantil de la cocina y zona de planchado.
  • Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de las niñas y los niños.
  • No dejar al alcance de los menores cohetes, petardos y cartuchos, así como productos químicos como la sosa cáustica y la cal viva.
  • Impedir que la población infantil juegue con cerillos, velas, encendedores, entre otros.