Infecciones urinarias: ¿cómo combatirlas evitando antibióticos?

Las infecciones urinarias (IU) se ubican entre las infecciones bacterianas más frecuentes del mundo. De este número considerable de casos, existen algunos donde el padecimiento llega a ser recurrente y esto podría deberse al uso de antibióticos en su tratamiento.

Entender cómo se adquiere una IU es fundamental para conocer qué pasa con tu cuerpo. Las IU se producen cuando las bacterias que vienen de la piel o del recto entran en la uretra e infectan las vías urinarias. En este sentido, de manera regular los especialistas mandan un tratamiento con antibióticos para “combatir” el contagio.

Los antibióticos son medicamentos que se encargan de destruir las bacterias que causan infecciones, sin embargo, esta función de “destrucción” también elimina aquellos microorganismos buenos para tu salud, propiciando que las infecciones de esta índole se tengan de manera recurrente.

¿Mi microbiota intestinal se afecta con una IU?

Al momento de ingerir cualquier medicamento, el papel que tiene el microbiota intestinal será clave para asimilar y aprovechar dicho químico a favor de la salud integral. Normalmente, el sistema inmunitario interviene en este proceso para eliminar aquellos elementos de los antibióticos que no le sirven a tu cuerpo.

En este punto es importante recordar que, cuando se ingiere antibióticos, éstos sí combaten la infección, pero también se eliminan las bacterias buenas. Esto puede llegar a provocar que el sistema inmune sea débil; pues no cuenta con los microorganismos adecuados para atacar cualquier bacteria dañina que entre a al cuerpo.

Entonces, ¿es bueno tomar antibióticos?

Un estudio reciente, publicado por el Biocodex Microbiota Institute, demostró que para el caso de las infecciones urinarias recurrentes (IUr), los antibióticos prescritos para aliviar la crisis del momento podrían fomentar que se vuelva a contraer otra bacteria dañina. Esto genera un círculo vicioso, ya que mientras el medicamento combate una bacteria, bajan tus defensas y tu cuerpo está expuesto a otra enfermedad.

Lo que sugiere dicho estudio es combatir las infecciones desde otra perspectiva. En la medida en que los especialistas receten a sus pacientes tratamientos que fortalezcan y equilibren el microbiota intestinal, cualquier bacteria “mala” que pueda entrar al organismo por algún canal será lo suficientemente débil frente a un sistema inmunitario fuerte.

Ante cualquier infección o enfermedad que pueda impactar tu salud, es importante que tu sistema inmunitario tenga un estado óptimo para que esto afecte lo menos posible al cuerpo y para ello, los especialistas recomiendan cuidar la microbiota.