Recibe amenazas MaryFer Centeno por decir verdades sustentables en la ciencia

**Tiene 4 libros best-seller, 2 grafocafés y la escuela más grande de grafología a nivel mundial

“Todo lo que digo lo puedo sustentar”,

la grafóloga Mary Fer Centeno encara prejuicios y machismos

Es perito en grafología y grafoscopía, con cuatro libros en la lista de los más vendidos, creadora del concepto grafocafé, formadora de grafólogos… y aun así Mary Fer Centeno debe enfrentar la discriminación y los prejuicios que pretenden restarle credibilidad.

“Muchas veces me he encontrado con personas que consideran que por ser joven no puedes ser una autoridad o que el hecho de ser mujer te resta méritos y piensan que es normal que tu salario sea menor al de un hombre”, explica Mary Fer, quien ha conseguido, por cierto, abrir un camino inexplorado para la grafología: el análisis de personalidades mediáticas, desde actores y cantantes, políticos, deportistas y hasta influencers.

Sin temor, Centeno encara ambos frentes en su vida profesional: “en periciales existen muchas actitudes de micromachismos: hombres que, por saberme mujer, piensan que no soy capaz de hacer el trabajo o que consigo cosas por guapa o por palancas… y la verdad es que ni guapa ni palancas”, dice con cierto humor.

En el ambiente de la fama, los problemas son distintos, pero no por ello menos graves: “Los linchamientos mediáticos son ahora una forma de intimidarte y funciona con una intensidad preocupante”.

Cuenta, por ejemplo, que vivió un caso peculiar con los influencers Mona y El Heras, sobre quienes iba a realizar un análisis para publicar un video. “Todavía no había hecho el video y ya había recibido amenazas de parte de sus seguidores. Fue algo asombroso”.

Mary Fer Centeno, como creadora de contenido en grafología, participa en varios programas de televisión (como el matutino de Televisa “Hoy”), estaciones de radio (en Fórmula y El Heraldo de México) y sitios de Internet (con los periodistas Joaquín López-Dóriga y Gustavo Adolfo Infante, por ejemplo). Además, tiene sus propios espacios en redes sociales y dos grafocafés, que son locales que fusionan sus dos pasiones, la grafología y el café.

“La grafología era un tema del que no se hablaba en los medios; mi madre comenzó a difundirla y yo lo he continuado por lo que a mí me ha tocado cosechar la popularidad de esta técnica”.

Junto con el reconocimiento, sin embargo, aparecieron algunos prejuicios que debe sortear al hacer el análisis de la escritura de figuras públicas. Recuerda, por ejemplo, que al hacer el de Enrique Guzmán, recibió varias amenazas. “No digo que haya sido él, pero a veces los seguidores lo hacen”.

Ante esos ataques, Mary Fer tiene una defensa irrebatible: “Todo lo que digo lo puedo sustentar científicamente, y nunca he mentido”.

Esta filosofía fue una lección que aprendió de una de las mujeres que más le enseñaron en este arte de manejar la popularidad, la productora de telenovelas y series Carla Estrada. “Ella me dijo en alguna ocasión: tu trabajo debe hablar por ti. Y así ha sido”.

Después de todo, Mary Fer Centeno sabe que vale la pena por una razón: “Es algo que me gusta hacer”.