Bosch México producirá componentes para la electromovilidad

Bosch incrementará la producción en México de unidades de control electrónico para el confort en la conducción, así como de componentes para la electrificación del tren motriz a través de la expansión de la planta Celaya (CeaP).

El anuncio significa una inversión de 4.5 mil millones de pesos y la creación de 1,500 nuevos empleos durante los próximos 7 años. Así, Bosch México intensifica sus actividades en el país al acumular inversiones recientes por casi 20 mil millones de pesos en los campos automotriz, de electrodomésticos y de bienes de equipo para los próximos 5 años.

René Schlegel, presidente de Bosch México señala: “México es un país privilegiado en términos de su posición geográfica y comercial, al mismo tiempo que cuenta con un capital humano con alto prestigio a nivel mundial. La combinación de estos elementos nos permite atender de mejor manera a nuestro mercado lo cual hace al país muy atractivo para Bosch”.

Bosch planea establecer la plataforma de fabricación de unidades de carga para el mercado norteamericano en su planta de Celaya. El sitio duplicará la superficie construida para espacios de manufactura con esta expansión de más de 20 mil metros cuadrados, lo cual la convertirá en un referente para la región de Norteamérica en términos de escala y automatización de procesos. Además, Bosch está abordando el cambio climático con soluciones de construcción sustentable en CeaP para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones de carbono.

«Con la ampliación respondemos a la fuerte demanda de componentes electrónicos en el mercado norteamericano. La decisión de aumentar nuestras capacidades sólo dos años después del inicio de operaciones en Celaya demuestra la importancia estratégica del sitio para la electrificación del tren motriz», menciona Sven Ost, miembro del Consejo de División de Bosch Automotive Electronics.

Con esta iniciativa, Bosch México da otro paso al frente en la transformación hacia la electromovilidad.

Bosch Celaya inició operaciones en 2020 como el estado del arte de una fábrica inteligente. Actualmente 425 empleados trabajan en el sitio, dedicado a la fabricación de tecnología automotriz como paneles de control, asistencia para la conducción y componentes electrónicos.