Gobierno estatal ha fortalecido la detección del cáncer de mama con nuevo equipamento

Con la entrega de nuevo equipamiento, como el mastógrafo digital que se instaló durante junio
pasado en el Hospital General de Cabo San Lucas, y con la optimización de servicios que en
este 2022 se realizó en el Centro Estatal de Oncología (CEO), el Gobierno de Baja California
Sur estableció mejores condiciones para la detección temprana del cáncer de mama, que es
crucial para salvar vidas, señaló la titular del ramo, Zazil Flores Aldape.
Son esfuerzos que la administración encabezada por el gobernador Víctor Castro Cosío priorizó
en su primer año de labores al tener en cuenta que la entidad registra una tasa de mortalidad
por este padecimiento que supera la media nacional, de ahí la relevancia en emprender
acciones que permitan lograr detecciones en etapas iniciales, en las que tienen mayor
efectividad los tratamientos, estableció la servidora pública.
Con un uso eficiente de recursos se logró el equipamiento de esa unidad hospitalaria en una de
las localidades con mayor densidad poblacional de nuestra entidad, dijo Flores Aldape al
resaltar que el beneficio potencial del mastógrafo móviles, cuyos tamizajes pueden identificar
lesiones precancerosas cuando aun no son perceptibles para la vista o tacto, es para más de
13 mil mujeres de entre 40 y 69 años de edad que carecen de toda derechohabiencia en el sur
del estado.
Además se reforzó la plantilla de personal del Centro Estatal de Oncología para habilitar turnos
vespertinos en los servicios de mastografía y ultrasonido diagnóstico, a fin de reducir los
tiempos de espera tanto para la realización de los estudios como para la emisión de resultados,
que son determinantes para descartar o confirmar un crecimiento irregular de células en el
tejido mamario que deba abordarse con diversas intervenciones para mejorar el pronóstico de
las pacientes, detalló.
La médica puntualizó que en este primer año de gestiones del gobierno estatal, en el CEO se
otorgaron más de 730 quimioterapias y más de 5200 radioterapias con manejo ambulatorio, al
tiempo en que se realizaron más de 170 cirugías menores y mayores en coordinación con el
Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra, de las cuales el 90% de las
cirugías estuvieron relacionadas con el cáncer de la mujer.