Reporta UAQ avances de vacuna Quivax

Continuando con el ejercicio de transparencia y rendición de cuentas en torno al desarrollo de la vacuna Quivax, investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) presentaron los resultados correspondientes al segundo semestre de 2022, destacando que ya existen dos prototipos de la misma (Quivax 17.4 y Cosmopolita) para su administración intramuscular y un prototipo de vacuna de aplicación intranasal.

“Tenemos dos prototipos de vacuna a base de una proteína para administración intramuscular ya demostramos que tienen efectos celulares y humorales y que generan anticuerpos neutralizantes contra las principales variantes de preocupación (Alfa, Beta, Gama, Delta y Ómicron), todo esto en ensayos preclínicos. Tenemos también un prototipo de vacuna basada en proteína para administración intranasal con efectos humorales y celulares nuevos”, informó el líder del proyecto y titular del Laboratorio de Investigación en Inmunología y Vacunas (Linvas), Dr. Juan Joel Mosqueda Gualito.

La rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, reiteró la importancia de continuar con esta investigación, pues las vacunas que hoy se aplican contra el SARS-Cov-2 fueron aprobadas por emergencia, sin embargo, solo protegen contra la enfermedad severa y la muerte, pero no contra la infección, como sí lo hace el proyecto Quivax de la UAQ.

Para continuar la presentación de resultados, tomó la voz la investigadora, Lineth Juliana Vega Rojas, quien señaló que esta vacuna requirió evaluar los diferentes adyuvantes (moléculas potenciadoras de la respuesta inmune) para saber cuál sería el mejor para Quivax; determinándose los adyuvantes de aluminio, autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Nuestro diseño experimental (…) con adyuvantes (…) requirió cuatro o cinco meses, fueron alrededor de 150 animales; se hizo un esquema completo de vacunación de dos dosis (…) con muestreos de 110 días. Todo este experimento se hizo en el Bioterio de la Facultad de Ciencias Naturales”, indicó.

Para hablar de la modalidad intranasal, participó Rocío Alejandra Ruiz Manzano, quien manifestó que es segura y no produce reacciones adversas en los animales vacunados; también induce la producción de anticuerpos en mucosas de las vías respiratorias superiores e inferiores hasta 42 días después de la primera dosis; entre otros aspectos.

“Nuestras perspectivas son poder hacer un cuadro de vacunación como actualmente se plantea en la población mexicana (…), de vacunación subcutánea o intramuscular; y el refuerzo con Quivax intranasal para no solo tener una respuesta potente sistémica sino también a nivel local en vías respiratorias que es por donde entra el virus”, detalló.

Sobre el ejercicio presupuestal, tocó el turno a la Rectora, quien reportó que estos resultados han significado inversiones por 12 millones 169 mil 483 pesos, de los cuales: 3 millones 057 mil 876.92 pesos son de recursos propios; 3 millones 333 mil 304.04 pesos fueron proporcionados por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid); 5 millones 778 mil 302.07 pesos, del Vacunatón y otros eventos.

En cuanto al recurso comprometido para la continuación de este proyecto, añadió, el monto asciende a 720 mil 940 pesos, quedando pendiente por ejercer 335 mil 547 pesos.

Además de los resultados, se reveló que el equipo de Linvas ya se encuentra desarrollando estudios sobre la purificación de la proteína para elevar el grado de pureza, significando que se tendrá una vacuna de mayor calidad, hecho que se encuentra realizándose con apoyo de Alpharma y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav); además ya se evalúan vacunas intranasales en sistemas de nanopartículas, en coordinación con el Dr. Héctor Paul Reyes Pool, de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UAQ. Otro estudio en curso es el sistema de síntesis de moléculas de RNAm como vacuna contra el Covid-19, un trabajo que se da con el apoyo del Dr. Greco Hernández, del Instituto Nacional de Cancerología.

En este evento, se informó que la Universidad ya obtuvo el registro de forma de la patente de Quivax, lo que permite publicar ya la investigación en revistas científicas.

Para concluir, la Rectora insistió en la importancia de contar con la voluntad política y la confianza de las autoridades que toman las decisiones para continuar con este desarrollo científico y tecnológico.