Cumplen Mani y Sisal en Yucatán 2 años como Pueblos Mágicos

En este mes de diciembre, se cumplen dos años desde que Maní y Sisal en Yucatán, fueron declarados como “Pueblos Mágicos” por la Secretaría de Turismo Federal (Sectur), sumándose a Valladolid e Izamal, poblaciones que han destacado por su biodiversidad, cultura, paisajes naturales, vestigios mayas; así como por sus historias y eventos sobresalientes que se han suscitado en el lugar. Adicional a ello, en estos sitios, sus habitantes han demostrado ser ejemplo de cómo, a través de estrategias inclusivas y sustentables, es posible beneficiar a sus comunidades.

En cuanto a Maní, cabe mencionar que, también forma parte de los Best Tourism Village de la Organización Mundial del Turismo (OMT), gracias a sus buenas prácticas en materia de preservación y sostenibilidad turística. Este paraíso Maya, es una tierra asombrosa en donde cada rincón nos remonta al pasado; ahí, de acuerdo con su nombre en lengua maya: Manik, significa “Lugar donde todo pasó”, y aunque no existen datos exactos del momento en que los Mayas se instalaron en aquella zona, se sabe, gracias a la evidencia arqueológica, que pudieron haberse establecido ahí entre los años 1000 y 400 A.C.

Al ser uno de los pueblos más antiguos de la Península, caminar por sus calles es encontrarse con una comunidad que vive a través de su lengua materna, mientras portan con orgullo los textiles llenos de color y diseño que les dan identidad; vivir las tradiciones más arraigadas del mundo maya, en donde las mujeres, hombres y niños conviven bajo la sombra de un solar maya y alrededor del fogón de sus cocinas abiertas.

Al estar en Maní debes visitar el Convento de San Miguel Arcángel, uno de los más antiguos de la península, edificado en 1549, o bien sus 30 meliponarios donde se preserva a la abeja melipona, actividad que se ha realizado por cientos de años que forma parte de la cultura y tradiciones locales; de paso no te olvides de conocer el Cenote Xcabachen, un espacio lleno de misticismo maya, considerado como la puerta al Xibalbá (inframundo). De igual forma, no puedes perderte de sus talleres artesanales de bordado, en donde se práctica el punto de cruz, así como la técnica de X’manikté considerada como la de mayor antigüedad en la región, que hoy por hoy es una de las grandes aportaciones artísticas del mundo maya.

Por último, disfruta de su exquisita gastronomía local, deleitando tu paladar con un delicioso poc chuc, cuyo ingrediente principal es la carne de cerdo marinada en jugo de naranja agria, con el sabor ahumado que proporciona el carbón durante su cocción, acompañado de salsa de tomate, cebolla morada asada, salsa de chile habanero, rábano en rodajas, cilantro y tortillas de maíz hechas a mano; este platillo hará de tu  experiencia algo inolvidable.

Por su parte, en Sisal podrás deleitarte con su ambiente repleto de paz, mientras paseas en lancha por sus manglares, observas aves mientras disfrutas de interesantes historias y leyendas en boca de sus pobladores. Este fue un puerto comercial en la época colonial, que durante su temporada de gran auge, funcionó como entrada principal para el desembarque de buques procedentes de La Habana; sin embargo, con la apertura de Puerto Progreso, Sisal pasaría a ser sólo un punto para la pesca, en donde su tranquilidad se ha convertido en uno de los grandes atractivos para los turistas.

Una de sus grandes anécdotas se encuentra en la llegada de la emperatriz Carlota a bordo del “vapor Tabasco”, que desembarcó un 22 de noviembre de 1865, un hecho histórico, pues sería la primera vez que pisaría suelo mexicano. “Caminamos sobre un tapete de conchas blancas hasta la casa prevista para descansar…”; así quedaría documentado en las memorias de  Carlota en su camino a la hacienda de Hunucmá, la cual aún es posible admirar, destacando su construcción del siglo XIX, y que es una de las muchas muestras vivientes del auge del henequén en Yucatán.

Quienes visiten Sisal, vivirán cada día un encuentro con la naturaleza. En la Reserva Estatal El Palmar, sus humedales son hábitat de una colonia considerable del flamenco rosa y para conocer la silenciosa vida subacuática es preciso sumergirse en lo más hondo de las aguas que los manglares protegen. Llegar a este paraje implica una travesía en kayak por canales que conducen a la diversidad de fauna que lo conforman.

Yucatán ha logrado posicionarse como el destino de moda este 2022, no solo por ser una de las entidades más seguras del país, sino, gracias a su vasta oferta turística, que incluye Pueblos Mágicos, reservas naturales, extraordinarias playas, zonas arqueológicas y una ciudad cosmopolita, capital cultural y gastronómica del Sureste de México; recientemente reconocida como una de las 5 Mejores grandes ciudades del mundo para viajar por la revista Condé Nast Traveler.  Estas vacaciones no lo pienses más y apóyate del planificador de  yucatan.travel y organiza tú tiempo para unas vacaciones inolvidables.