La brecha de género en la ciencia: una tarea pendiente

Aun cuando las mujeres constituyen la mitad de la población mundial, todavía hoy enfrentan mayores desventajas por razón de género, desde la falta de acceso a la salud y a la educación, hasta las herramientas que les permitan un desarrollo profesional óptimo.

Asimismo, problemáticas como la violencia por género, la desigualdad de oportunidades y la brecha salarial constituyen algunos de los mayores desafíos en materia de derechos humanos para lograr la equidad de género.

Desafortunadamente, el ámbito de la formación académica en áreas de ciencias y tecnología no es la excepción, pues solo un 28% de los estudiantes universitarios que estudian carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) son mujeres.

Lo anterior se debe en gran parte al proceso de identidad que se replica culturalmente a partir de los roles de género, las cuales comienzan a construirse desde la niñez. Al respecto, un estudio realizado por la revista Science concluyó que las niñas a la edad de seis años comienzan a abandonar la idea de emprender una carrera en campos donde hay mayor presencia de varones, como la física, pues creen que son áreas exclusivas para ellos.

En este contexto, Covestro y greenlight for girls (g4g) celebraron una nueva jornada de talleres interactivos y experimentos con el fin de acercar a la ciencia a niñas y adolescentes –de entre 11 y 15 años del municipio de Ecatepec– de una forma divertida y dinámica, con el firme objetivo de inspirar a las participantes a romper los prejuicios que existen respecto al sexo femenino y su rol en el ámbito de las áreas STEM.

“La colaboración con greenlight for girls es un esfuerzo que nos permite ser un actor de cambio en nuestra industria, pues buscamos que en el futuro cada vez más mujeres puedan potencializar sus talentos en los ámbitos científicos y tecnológicos, ya que los equipos diversos contribuyen a impulsar la innovación y a afrontar los retos de la sociedad actual y del futuro”, afirmó Arturo Molina, director general de Covestro México.

Asimismo, Arturo agregó que: “actualmente la ocupación laboral de las mujeres en las áreas STEM representa solo al 47%, por ello, identificamos que es esencial intervenir desde una edad temprana y derribar las barreras que impiden que las niñas las contemplen como una oportunidad de crecimiento profesional. Nuestro compromiso es contribuir a reducir la brecha de género, empezando por nosotros, pero también motivando desde nuestro sector a que otras entidades se sumen, a fin de alcanzar un impacto mayor”.

Durante el “g4g Day in Mexico”, las estudiantes tuvieron la oportunidad de acercarse de una manera diferente a algunos temas de ciencia y tecnología, así como a las experiencias de profesionistas que actualmente laboran en Covestro, con el fin de inspirarlas y motivarlas a reconocer que todo es posible.

Por su parte, Melissa Rancourt, fundadora y presidenta del consejo de administración de greenlight for girls, dijo: “la igualdad de género en los ámbitos científicos y tecnológicos es un tema que requiere de la reflexión y cooperación de todos, ya que es de suma relevancia dejar de replicar modelos basados en estereotipos de género para encaminarnos hacia un desarrollo sustentable. Es por esa razón que nuestra alianza con Covestro es una oportunidad perfecta para empoderar a más niñas y jóvenes con los instrumentos necesarios para despertar su curiosidad por este tipo de carreras profesionales y favorecer el camino de las nuevas líderes del mañana”.

Además, Melissa Rancourt aseveró que: “al involucrar a las niñas en el aprendizaje práctico de la ciencia y darles la oportunidad de conocer modelos femeninos a los que aspiran en estos campos, logramos un impacto significativo en su adopción de alguna carrera y estudio en las áreas STEM”.

Este año, el evento se llevó a cabo los días 6 y 7 de diciembre en la Planta de Covestro, ubicada en Santa Clara Ecatepec, Estado de México, y reunió a cerca de 120 niñas y adolescentes del municipio, quienes participaron en cuatro talleres para crear su propio slime, hacer baterías con frutas, elaborar gusanos de polímeros, y reflexionar sobre la importancia de la sustentabilidad para cuidar nuestro planeta.

“En Covestro es primordial desafiar los límites respecto a la brecha de equidad de género, manteniendo una cultura de innovación, inclusión y diversidad para hacer del mundo un lugar mejor. Este tipo de sinergias significan un paso importante para consolidar el empoderamiento de las mujeres en la educación y su presencia en sectores como la industria química, y nos ayudan a derribar los roles de género en nuestro ámbito”, finalizó Arturo Molina, director general de Covestro México.