El equipo Audi Sport motivado para la segunda parte del Rally Dakar

Para el equipo Audi Sport, la primera mitad del Rally Dakar 2023 ha sido una combinación intensa de emociones: el equipo ha logrado dos victorias de etapa con el Audi RS Q e-tron y lideró el rally más duro del mundo durante las tres primeras jornadas. Pero estos buenos resultados se han visto contrarrestados con los contratiempos ocurridos para los tres equipos de pilotos y copilotos. Mattias Ekström y Emil Bergkvist lideraban el rally, tras su victoria en la etapa inicial; y la pareja española formada por Carlos Sainz y Lucas Cruz lideraron los dos días siguientes. Sin embargo, los percances sufridos en las etapas más difíciles los hicieron retroceder. Stéphane Peterhansel y Edouard Boulanger ocupaban la segunda posición después de la cuarta etapa especial, pero se vieron obligados a abandonar dos días después debido a un accidente.

El Rally Dakar 2023 ha sorprendido a los participantes con grandes dificultades, que han provocado muchos cambios en la clasificación día tras día. Las pistas pedregosas después de la etapa inicial provocaron hasta 14 ponchaduras en cuatro tramos consecutivos en los tres Audi RS Q e-tron. Las secciones con “hierba de camello” impusieron fuertes compresiones a los autos y a sus ocupantes a elevadas cargas durante la quinta etapa. Por último, la lluvia no solo ha provocado que la arena haya estado inesperadamente dura, sino que también ha obligado a cambiar la ruta. Debido a la inundación de un campamento, los organizadores introdujeron una media maratón con un trazado modificado y un servicio de asistencia limitada antes del día de descanso el 9 de enero.

Para ese momento, el Audi RS Q e-tron con dorsal 204 ya estaba fuera de carrera. El hombre récord del Dakar, Stéphane Peterhansel, sufrió un accidente tras un duro aterrizaje al superar una duna en la sexta etapa. Posteriormente su copiloto, Edouard Boulanger, se quejó de un fuerte dolor de espalda. Un helicóptero lo llevó a un hospital donde los médicos le diagnosticaron una lesión vertebral. Más tarde fue trasladado a Alemania para que lo atendieran especialistas. “De esta manera, permitimos que Edouard reciba una atención óptima. Afortunadamente, se espera que sus lesiones no sean permanentes” afirmó Rolf Michl, Director de Motorsport de Audi. “Todo el equipo Audi Sport le desea una pronta recuperación”. Por su parte, respecto al accidente, Stéphane Peterhansel explicó: “El aterrizaje fue tan fuerte que no recuerdo lo que sucedió después. Me alegro de que Edouard no tenga lesiones más graves”.

Carlos Sainz y Lucas Cruz vieron cómo la rueda delantera izquierda de su Audi RS Q e-tron se separaba literalmente del chasis tras su aterrizaje en el mismo lugar. Los trabajos de reparación y las dieciocho horas de penalización que se le impusieron posteriormente relegaron al tres veces ganador del Rally Dakar a posiciones muy retrasadas en la clasificación general. Al día siguiente, Sainz se detuvo para ayudar a su compañero, Mattias Ekström, que había sufrido daños en la suspensión de su vehículo, perdiendo aún más tiempo. “Tuvimos suerte de que no nos pasara nada más grave. Antes de retomar la carrera tras la jornada de descanso, el Audi RS Q e-tron de la pareja española ocupa la posición 116ª en la clasificación general.

Mattias Ekström y Emil Bergkvist perdieron 15 minutos por saltarse un punto de ruta en la salida. Los problemas en el sistema eléctrico, incluido el mal funcionamiento de un sensor y la correspondiente pérdida de tiempo, llevaron al equipo a reemplazar la batería de alto voltaje en el auto del dúo sueco después de la sexta etapa, como medida de precaución. En la séptima etapa el impacto con una piedra en una pista rápida provocó la rotura de la suspensión trasera izquierda, y el día siguiente sufrieron un problema en el sistema de refrigeración. Los dos escandinavos son actualmente el mejor Audi de la clasificación, situados en la posición 39. “Cuando no siempre confiábamos en la información del roadbook, como en la sexta etapa, ajustábamos nuestro ritmo. Después de siete días de rally estábamos en quinta posición, pero la piedra invisible y la rotura de la suspensión nos hicieron retroceder significativamente”, recuerda Mattias Ekström.

“Esta no es, obviamente, la carrera que esperábamos tener”, declara Rolf Michl. “Sin embargo, con nueve ‘top 3’ en los más de 3,000 kilómetros realizados hasta ahora, hemos demostrado que el Audi RS Q e-tron, con su sistema de propulsión de bajas emisiones, es absolutamente competitivo. Nuestro objetivo sigue siendo conseguir resultados de primer nivel cada etapa”. Por otro lado, Uwe Breuling, responsable de Operaciones de Vehículos de Audi Sport, habla del espíritu de equipo: “Aunque los contratiempos han empañado el ánimo, nadie ha perdido la motivación. El equipo Audi Sport sigue trabajando estrechamente con Q Motorsport para preparar nuestros dos autos cada día, sacar el máximo del aprendizaje que estamos realizando y terminar el rally”. Sven Quandt, Director del equipo Q Motorsport, repasa una edición del Dakar 2023 especialmente dura: “Equipos tan experimentados como los que forman Stéphane Peterhansel/Edouard Boulanger y Carlos Sainz/Lucas Cruz, sufran este tipo de contratiempos, dice mucho del nivel de dificultad del rally. Mattias Ekström y Emil Bergkvist también han tenido problemas. Sin embargo, no hemos sido los únicos: día tras día, las posiciones de cabeza han ido cambiando, lo que demuestra lo intensa que está siendo esta edición. Ahora tenemos que seguir concentrados, porque aún nos quedan etapas muy difíciles, con el Empty Quarter y un total de 1,300 kilómetros por delante”.