Impulsan participación de mujeres en Taller de Mecánica Automotriz

Asistir a un taller que está compuesto por varones en su mayoría representa un cambio drástico tanto en las actividades realizadas diariamente como en la perspectiva de vida, ya que al hacerlo se aprenden nuevos campos de conocimiento; comenta Jimena Olivia Moncada Galván, estudiante del taller sabatino de Mecánica Automotriz en la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), quien sostiene que la formación le ha permitido tener mayor confianza respecto al trato con otras mujeres que también tienen interés en dicha labor.

“Aquí uno empieza a tener una noción de qué puedes hacer, y es muy raro que mujeres estén en esto. Si tienes un carro, mínimo te das una idea de lo que quieres que le hagan, o que ‘no te den gato por liebre’. Me está gustando, es muy diferente a mi cotidianidad”, mencionó Moncada Galván al momento de llevar a cabo un cambio de balatas y la rectificación del disco para una camioneta como parte de las actividades llevadas a cabo en el curso.

Agregó que, si bien ha percibido en general poca participación de mujeres en ciertos talleres, ello también reafirma la capacidad que poseen para desempeñarse en distintos ámbitos que tradicionalmente han sido dominados por hombres, ya que lo anterior se deriva en mayor certeza del buen ámbito que se propicia al trabajar con ellas.

“Una mujer puede ser mecánica sin problema. Todo es sobre la marcha y con tus herramientas; tienes que aprender muchos términos, pero ya aprendiéndolos como que vas ubicando”, afirmó la alumna, quien entre semana labora como auxiliar de pediatría.

El responsable de Programas Académicos y Personal Docente de la Escuela de Artes y Oficios, Irving Francisco García, manifestó que todos los talleres que se ofertan en la Escuela son dirigidos al público en general, sin distinción de género.

Subrayó que, si bien en general aún persiste cierta estigmatización y prejuicio en torno a la participación de mujeres en el ejercicio de la Mecánica Automotriz, dicho curso ha tenido una amplia recepción en ambos géneros, al evocar el caso particular de una mujer egresada quien después se adhirió al campo laboral dentro de una agencia de vehículos.

“Que si eres mujer no tienes la fuerza o el carácter para poder estar dentro de un taller; eso es completamente falso. No importa si eres hombre o mujer; cualquier taller está abierto. El conocimiento es para todos y debe estar abierto para todos como tal; cada quien hace con él lo que más desee y prefiera. Únicamente la restricción es la edad y que quieras conocer”, expresó.