¿Por qué las empresas deben renovar su enfoque en el «toque humano» en el creciente mercado laboral tecnológico?

*Vassilis Constantopoulos y Claudio Nebbia escriben que, aunque provenimos de dos campos diferentes: la academia y la industria, recientemente co-presentamos un webinar para cincuenta estudiantes multidisciplinarios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en el que se demostró lo alineadas que están nuestras visiones. En concreto, que la tecnología debe facilitar que las personas desarrollen su «toque humano» y darles libertad para que se concentren en el trabajo conceptual y creativo, reduciendo a la vez la cantidad de trabajo repetitivo y técnico.

Sin embargo, al presentar nuestro seminario, nos dimos cuenta de que no es así como lo ven muchos estudiantes. En cambio, temen que el aumento de la tecnología lleve a las empresas a exigir a los humanos que sean menos creativos y más robóticos. Por eso creemos que debemos defender la idea de que las empresas deben renovar su enfoque en el «toque humano» individual para atraer a los mejores talentos y estimular el crecimiento empresarial en un mercado altamente competitivo.

Hay muchas maneras de aprovechar herramientas tecnológicas como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para potenciar y cultivar el «toque humano», en lugar de disminuirlo. En diversas carreras como diseño, medicina y derecho, la tecnología está estimulando a los estudiantes a ser más innovadores y a crear soluciones nunca antes vistas. Esto significa que dentro de unos años se crearán nuevas carreras, como la de diseñador-programador. Nuestra propia imaginación es el único límite a lo que podemos llegar a conseguir y a crear nuevos puestos de trabajo que requieran más y no menos creatividad.

Como demostró nuestra propia encuesta de Mphasis, cada vez hay más estudiantes que piensan en trabajar en la industria tecnológica, revelan el 79,5% de los estudiantes encuestados. Además, no se restringe sólo a alumnos de carreras tradicionalmente orientadas a la tecnología, sino que también el 71,1% de los estudiantes de arte, historia y literatura han considerado la posibilidad de trabajar en este sector.

Aunque nuestra encuesta también reveló la preocupación de los estudiantes de que los empleadores y las empresas minimicen cada vez más el «toque humano» de las cualidades de un empleado, como sus habilidades creativas y de colaboración. Hay muchas pruebas de que la transformación digital exigirá un «toque humano» aún mayor por parte de los colaboradores. Y para ello necesitamos que las empresas demuestren a los futuros trabajadores cómo utilizar la tecnología para que el mundo laboral sea menos automatizado.

Dado que la automatización podrá ocuparse de una mayor parte de las tareas repetitivas y triviales de los empleados, las personas dispondrán de más tiempo para centrarse en

aspectos como la creatividad y la innovación, es decir, el «toque humano» de cada puesto de trabajo.

Aunque estamos de acuerdo en que tanto la IA como la robótica alterarán los mercados laborales, también se crearán nuevos puestos de trabajo y el efecto a largo plazo será positivo para la economía en su totalidad. Por ejemplo, el gigante del comercio electrónico Amazon señaló este año que, desde la introducción de robots en 2012, la empresa ha creado más de un millón de puestos de trabajo, además, que ha creado «700 nuevas funciones laborales» en la empresa.

Lo cierto es que cada vez que surgen nuevas tecnologías, también aparecen nuevas oportunidades. El mensaje que intentamos transmitir a los actuales estudiantes es cómo prepararse para aprovechar al máximo estas nuevas herramientas con el fin de elevar su propio «toque humano» y ser más competitivos en el mercado laboral.

Sin embargo, las empresas también deben asegurarse de seguir valorando lo humano para atraer a los mejores y más brillantes talentos. Por ello, las organizaciones deben valorar el carácter, la colaboración, el pensamiento crítico y la creatividad de las personas en sus puestos laborales.

Al tiempo que se adaptan a las nuevas tecnologías, las empresas deben seguir encontrando maneras de utilizar la tecnología para mejorar la vida laboral de sus empleados y hacer las cosas más sencillas, al tiempo que facilitan el crecimiento, la interacción social y la colaboración. Por eso es más importante que nunca combinar el mercado laboral tecnológico de alto crecimiento con un enfoque renovado en el «toque humano» individual que cada empleado aporta a su trabajo.

En Mphasis, podemos destacar nuestros propios ejemplos de cómo las empresas pueden preparar mejor a los estudiantes y nuevos empleados para el mundo laboral del futuro mediante prácticas innovadoras de aprendizaje continuo. Entre ellas se incluyen tres de nuestras iniciativas: ‘Talent Next’, ‘Geek Cloud’ e ‘Hybrid First’.

Talent Next es una solución de aprendizaje digital completamente automatizada que responde a las necesidades de clientes y empleados creando una ruta de aprendizaje única para cada empleado, incorporando lecciones del mercado y proporcionando claridad sobre las expectativas del alumno.

Geek Cloud es una plataforma que permite a los directivos de Mphasis conectar con personas y consultar las competencias en toda la empresa, como si fuera una reserva virtual de talentos que incentiva la colaboración. Y, por último, está «Hybrid First», que es una tendencia más profunda que estamos desarrollando continuamente hacia el bienestar de los empleados a través del desarrollo de entornos laborales mejores y flexibles que conducen a equipos más felices y productivos. Este «círculo virtuoso» representa una distinción competitiva clave a la hora de contratar y crear equipos.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las empresas también pueden tomar la iniciativa aplicando nuevas tecnologías y estrategias que ayuden a resaltar el «toque humano» y no a

disminuirlo. Las computadoras son prótesis humanas, y no al revés. Recordemos que, con el enfoque adecuado para aplicar las nuevas tecnologías, nuestra imaginación es el único límite a lo que podemos lograr y a dónde nos pueda llevar nuestro «toque humano».

*Vassilis Constantopoulos, Director General de la Unidad de Negocio de Alta Tecnología de Mphasis, y Claudio Nebbia, especialista en Ciencias Cognitivas y Matemáticas Educativas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).