De aspirante a veterinaria a experta técnica, Nissan comparte la historia de Nelly Colón

Spread the love

En un concesionario ubicado en Boston, Estados Unidos, una experta técnica de Nissan no se limita a cambiar piezas de los automóviles y está cambiando la percepción del sector.

Nelly Colón se ha ganado el título de Técnico Maestro Certificado de Nissan. Mientras forja su camino de crecimiento en la organización, Nelly ha inspirado y orientado a otras mujeres para que triunfen en un ámbito técnico automovilístico el cual, ha sido principalmente ejercido por hombres.

Los técnicos de la industria del automóvil diagnostican, reparan y realizan el mantenimiento de los vehículos. Suelen trabajar en el departamento de servicio de un concesionario de autos, en un taller independiente, de reparación de colisiones o especializados, como los que se dedican al cambio de aceite o a la venta y mantenimiento de neumáticos.

«Les digo que, si yo puedo hacerlo, tú también puedes», afirma Nelly. «Puedes hacer literalmente cualquier cosa que te propongas. Te da poder el saber que puedes hacer algo que te han dicho que no podías».

Las mujeres mecánicas son un porcentaje aún menor en el sector de la industria del automóvil. Un informe reciente de la Fundación TechForce revela que las mujeres solo representan el 2.5% de los técnicos empleados, y el 93% de las mujeres técnicas afirman que «se les desalentó” al momento que decidieron dedicarse a este ámbito cuando eran más jóvenes.

Nelly lleva casi una década trabajando en concesionarios de Nissan y su dedicación a los clientes refleja el continuo aprendizaje y crecimiento profesional que ha obtenido, gracias a que, forma parte de un reducido grupo de técnicos certificados de Nissan en EE.UU. y cuenta con certificaciones especializadas en vehículos diésel, eléctricos y en el superdeportivo Nissan GT-R. Aproximadamente uno de cada cinco técnicos de Nissan posee la prestigiosa certificación Master Tech.

«Tardé tres años en total en conseguirlo, aunque he oído de otros que puede llevar mucho más tiempo dependiendo de la disponibilidad de clases», expresó Nelly. «Me sentí muy bendecida por haber terminado tan rápido».

«Aunque me convertí en técnico superior al principio de mi carrera, sigo aprendiendo día a día. Es un compromiso de aprendizaje para toda la vida. Ahora puedo desmontar un motor, reconstruir una transmisión, solucionar problemas eléctricos, entre otras actividades porque cuento con los conocimientos necesarios para hacerlo”.

La industria automovilística no siempre fue su plan. Nelly estudió veterinaria, pero algunas clases, sobre todo las de disección de animales, la desanimaron. De pie en el estacionamiento tras una sesión de veterinaria, vio el auto usado que ya había reparado por su cuenta y tuvo una especie de revelación.

«Pensé: ¿por qué no intento arreglar autos?», recuerda. «Me preocupa mi automóvil, que es algo que puedo controlar, así que voy a aprender a arreglarlo. Me ahorrará dinero, me enseñará algo nuevo y me hará autosuficiente. Luego podré compartir mis conocimientos con mis amigos y darles poder a ellos también».

Nelly estudió en el Universal Technical Institute de Norwood, Massachusetts. A veces se sentía extraña al ser una mujer en un campo tradicionalmente dominado por hombres. Detalló que solo había cinco mujeres en su programa de formación automovilística, con 2,000 alumnos y algunos de ellos, subestimaban sus capacidades; esto, por supuesto, la animó a esforzarse más.

Decían: ‘¿Quién es esta persona? Es imposible que sea capaz de arreglar autos’, detalló Nelly. “Tengo la esperanza de que esto empiece a cambiar, pero en aquel momento así era mi programa. Pensé, ahora tengo que asegurarme absolutamente de que sé lo que estoy haciendo, y esto me ha convertido en uno de los técnicos más especializados que hay».

Nelly cree que su dedicación al trabajo habla por sí misma y ayuda a inspirar a quienes la rodean. Además, debería servir de estímulo para cualquiera que dude de sí mismo. «Los seres humanos somos capaces de mucho; y, con la actitud, el apoyo y los recursos adecuados, se puede conseguir cualquier cosa. Soy un técnico honesto dedicado a ayudar a la gente a proteger la inversión en sus vehículos. Eso es lo que es para mí».

En su puesto actual en Route 9 Nissan, en Westborough (Massachusetts), Nelly trabaja con un equipo de mujeres: una técnica más joven de la que Nelly es mentora, la directora de servicio y una directora de operaciones fijas que supervisa los departamentos de servicio de numerosos concesionarios Nissan cercanos a Boston.

«Cuando empecé en este negocio en los años 80, no había ninguna mujer en el área técnica donde yo trabajaba», dice Christine White, directora corporativa de operaciones fijas de 24 Auto Group, la empresa propietaria de Route 9 Nissan. «El hecho de que ahora tengamos un equipo de mujeres dirigiendo el área técnica dice mucho de lo lejos que hemos llegado».

Nelly afirma que su paso por Nissan ha sido una experiencia muy positiva y agradable, «Siento que me he ganado el respeto de mis compañeros, el suficiente para que si alguna vez necesito algo para hacer un trabajo me lo proporcionen sin hacer preguntas. Creo que mi trabajo ha influido positivamente en mis compañeros».

«Si puedo desmontar un motor, probablemente pueda cambiar una lámpara de la casa. Solo tienes una oportunidad para hacer lo que te gusta, así que quiero hacer valer lo que hago».

De acuerdo con la Encuesta de Técnicos de Automóviles de toda la industria 2022 (Fuente: Carlisle Drucker) de más de 30 fabricantes de automóviles, los técnicos de Nissan han clasificado a su empresa y concesionarios como #1 en Satisfacción Laboral General desde 2020. Los futuros técnicos pueden solicitar unirse a las filas de Nissan en NissanTechAcademy.com. Otro recurso para los aspirantes a técnicos es TechForce, una comunidad de estudiantes, técnicos en activo, educadores, la industria y donantes comprometidos a ayudar a los jóvenes a encontrar una educación y una carrera técnica.

También te podría gustar...