Max logra la victoria en Australia; Sergio con gran remontada llega P5

Spread the love

Max Verstappen ganó el caótico GP australiano, tercera ronda del Mundial F1, en tanto que Sergio Pérez remontó de último a la quinta plaza en el Circuito de Melbourne, llevándose la vuelta rápida y nombrado piloto del día.

Con esto, Max llegó a 69 unidades en el Mundial de Pilotos, por 54 de Checo Pérez, ya que esta vez recuperó 11 tras un más que difícil fin de semana para el mexicano. El Oracle Red Bull Racing Honda y Telcel-Infinitum-Claro alcanzó los 123 puntos.

Pérez largó de la calle de los pits, sancionado por cambio de centralita y batería, montando llantas duras para ir en pos de 58 vuelta a la pista de 5.278 km, en tanto que Verstappen calzaba neumáticos medios y tras la partida perdía dos posiciones a manos de los Mercedes de George Russell y Lewis Hamilton, relegándolo a la tercera plaza.

Checo ya había superado a Valtteri Bottas, quien también salió desde el pit lane por delante del mexicano, pero tras la aparición de safety car por despiste de Charles Leclerc, fue al box para montar las llantas medias saliendo P18, por delante de Logan Sargeant y detrás del finlandés. Leclerc, se convertía en el primer abandono.

En el quinto giro Checo rodaba P17, por delante de Bottas, para ir por Guanyu Zhou, cuando en la vuelta siete Pérez adelantaba al de Alfa Romeo por la P16 pero aparecía otro safety car por choque de Albon, lo que aprovechaban varios para ir al pit y el mexicano se colocaba P14. Un giro adelante aparecía bandera roja para limpieza de la pista.

Tras el relanzamiento con nueva parrilla en la vuelta 10, Max rodaba P2 y Checo P16, perdiendo dos posiciones en esta nueva largada. Max, ya en la vuelta 12, Max se ponía P1 con un rebase potente sobre Hamilton.

En el giro 18 salía el virtual safety car por problemas de motor de Russell, con fuego de por medio, y con Checo ya rodando P12 y Max liderando la carrera. Para la 21, Pérez pasaba a Esteban Ocon por la P11 y en la vuelta 23 pasaba a Piastri y Tsunoda para colocarse P9 y sería hasta la vuelta 44 cuando se ponía P8 al pasar a Norris y yendo a la caza de Hulkenberg, a quien rebasaba un giro después por la P7. Adelante, Max rodaba implacable.

A cuatro del final, aparecía el safety car por accidente de Hulkenberg y una vuelta después aparecía la bandera roja. Luego del reinicio, Checo se despistaba en la curva uno y se iba a la décima posición en una escena de caos con varios autos accidentados. Max, por su parte, largaba bien para seguir al frente. Nueva bandera roja

Y la dirección de carrera reiniciaba la carrera, con Checo colocado sexto y Max desde la P1, tras informar la FIA: “Reanudación de la carrera detrás del coche de seguridad en el orden de la largada anterior menos los autos que salieron. Habrá una largada y como solo quedará una vuelta, la bandera a cuadros se apagará cuando vuelvan a cruzar la línea”.

Así las cosas, se dio un rolling start ya en la vuelta 58 con la formación de los autos en este orden: 1, 44, 14, 55, 18, 11, 4, 27, 81, 24, 22, 77 sin rebases; luego de lo cual, Max se confirmó como ganador, seguido de Hamilton y Alonso. Checo, quinto tras sanción a Sainz, con la vuelta rápida y la nominación de piloto del día.

Max Verstappen:

“Mi comienzo de hoy no fue increíble y luego en la primera curva fui muy cuidadoso ya que había mucho en juego, tenía mucho que perder y mucho que ganar. Pero después de ese reinicio, tuvimos un buen ritmo y una brecha decente durante la mayor parte de la carrera. Quizás no necesitábamos todas esas banderas rojas hoy, fue frustrante, pero todos estaban a salvo y ganamos, que es lo más importante. Es mi primera victoria en Australia, lo que se siente muy bien, también ha pasado un tiempo para el equipo, por lo que significa mucho para todos nosotros, especialmente porque Checo también tuvo una buena recuperación hoy. ¡Ha sido un día caótico, pero es genial ver que los fanáticos se divirtieron mucho a pesar de la larga espera!”.

Checo Pérez:

“En general, fue un buen resultado hoy. Ayer, obviamente perdí un poco de confianza con el auto, pero hicimos muchos cambios durante la noche, lo que ayudó a entrar en la carrera. Tuve un muy buen reinicio la primera vez, salté tres o cuatro lugares pero luego fue un poco complicado con el tren DRS. Me frustré más tarde en la carrera porque no podía avanzar más, pero era muy difícil atravesar la parrilla con los neumáticos bajos y todos pasando rápidamente a los neumáticos duros. Tal vez si hubiera sido un poco más agresivo antes, podría haber terminado más alto, pero estoy feliz de que hayamos terminado P5 e incluso hayamos logrado asegurar la vuelta más rápida. En general, esta carrera nos da confianza para ir a Bakú en unas pocas semanas y esperamos con ansias el desafío que trae”.

También te podría gustar...