En México se estima que cada año se registran 10 mil casos nuevos de cáncer de pulmón

Spread the love

La limitada difusión de campañas de concientización sobre los síntomas del cáncer de pulmón es una de las barreras que aparta a los pacientes de llegar a un diagnóstico y tratamiento oportuno reveló uno de los resultados del estudio “Principales barreras en las trayectorias de búsqueda de atención de pacientes con cáncer de pulmón. Dificultades durante los itinerarios terapéuticos y la navegación hospitalaria para un
diagnóstico temprano y tratamiento”, presentado por la organización Respirando con Valor.

En conferencia de prensa, Patricia Mondragón Celis, presidenta y fundadora de Respirando con Valor, afirmó que “el cáncer de pulmón representa un problema de salud pública debido a que su incidencia va en aumento y se reconoce como una de las principales causas de muerte por enfermedades oncológicas en México. Este
afecta a hombres y mujeres en edad adulta que están expuestos a estilos de vida poco saludables o por determinantes sociales que influyen en la vida de las personas”.

Pero más allá de los números, hablamos de las dificultades que atraviesan los pacientes con cáncer de pulmón durante su trayectoria en la navegación hospitalaria y la falta de comprensión de la sociedad que ha complicado la atención oportuna y de calidad en los pacientes.

Por ello, dijo, el objetivo de realizar este tipo de investigación “es pasar de la anécdota o descripción de casos a documentar, para dar solidez a la discusión, participando desde la sociedad civil aportando datos para la atención del cáncer de pulmón que ayude a cerrar brechas”.

Advirtió que pese a los múltiples factores: culturales, sociales, económicos e incluso de infraestructura que pueden retardar el diagnóstico o tratamiento de los pacientes con cáncer de pulmón es importante trabajar en la accesibilidad de información entre médicos y sociedad en general, ya que “se trata de una enfermedad que carga el estigma debido a que persiste la idea de que afecta únicamente a fumadores”.

En México cada año hay 10,000 casos nuevos de cáncer de pulmón y aproximadamente siete mil personas mueren cada año, además de que es el segundo cáncer que causa mayor cantidad de años perdidos por discapacidad
después de la leucemia.

En tanto, Elysse Bautista González, investigadora del Laboratorio de Equidad en Salud y colaboradora en el estudio, comentó que «para el Laboratorio es crucial conocer las barreras de atención que enfrenta el paciente con cáncer de pulmón, con la finalidad de tener un diagnóstico temprano y tratamiento oportuno».

De ahí, que “buscar rescatar la narrativa del paciente, entendiéndolo como sujeto y no como expediente permite que se conozcan los determinantes sociales que impactan en su atención”, añadió.

La investigadora especializada en cáncer de pulmón comentó «estamos trabajando en Código Cáncer para generar evidencia sobre las trayectorias del paciente con cáncer de pulmón, para que sean visibilizados y que den luz hacia dónde dirigir las políticas públicas».

De acuerdo con el estudio, entre las barreras para un diagnóstico y tratamiento temprano por parte de los pacientes se encuentran: la normalización de síntomas, siempre que no interfieran con sus labores cotidianas; desconocimiento de la enfermedad, temor a tener un padecimiento grave, automedicación, falta de cultura de prevención, situación económica y sociocultural, así como culpa, en algunos casos el desaliento de familiares y la resignación.

En materia de los servicios de salud, la limitación tanto en diagnóstico como en tratamiento oportuno obedece a la capacitación insuficiente del personal sanitario, tiempos excesivos en los centros clínicos, diagnósticos erróneos y falta de infraestructura, equipos e insumos, costos inaccesibles en el tratamiento, demora en el inicio del tratamiento y burocratización de algunas instituciones, entre otros.

Por su parte, Jorge A. Alatorre Alexander, médico oncólogo especialista en cáncer de pulmón, señaló que en México existe un subdiagnóstico de cáncer de pulmón, en parte por falta de capacitación de los médicos, ya que esta cátedra no se imparte en la mayoría de universidades del país, por eso, “existe un retraso importante en el diagnóstico, es muy difícil para un médico que no sabe de una enfermedad, realizar un diagnóstico, pues se presenta con síntomas respiratorios como tos y falta de aire, podemos confundir la enfermedad con Covid o EPOC exacerbado, porejemplo”.

Explicó que el cáncer de pulmón es un problema de salud, ya que se encuentra en el top-ten de causas de muerte en el mundo, “en relación con mortalidad por cáncer es la número uno del mundo, por encima de la suma de muertes que genera el cáncer de mama, próstata y colon, y por eso les digo que existe un subdiagnóstico y un subregistro muy importante, por lo que los casos reales se estima son muy superiores a los datos”.

En relación con los datos en México, el doctor Alatorre Alexander detalló que el cáncer de pulmón es considerado la quinta causa de muerte por cáncer cuando en todo el mundo es número uno o dos, “si comparamos entre países, pareciera que tenemos la misma cantidad de pacientes con cáncer de pulmón que Cuba, pero Cuba tiene el 10% de nuestra población, cifra que habla de un subdiagnóstico y subregistro brutal. Lo que haría pensar a los tomadores de decisión en materia de salud que éste no es un problema real para los mexicanos, priorizando otras enfermedades.

El cáncer de pulmón si se detecta a tiempo se puede curar, por lo que contar con programas de detección temprana en población de riesgo es fundamental (fumadores mayores a 50 años), agregó.

En su oportunidad Fanny Romero Moreno, directora Institucional de Respirando con Valor, comentó “para nosotros en Respirando con Valor es muy importante presentar este estudio de tipo cualitativo, que nos muestra el panorama de diagnóstico y atención de los pacientes desde el punto de vista de quien lo padece
y no de quien lo trata, como regularmente ocurre con los estudios epidemiológicos”.

Indicó que con estos datos se busca trabajar “juntos, tomadores de decisiones, medios de comunicación, sector privado, sector público y academia, para que ayuden a formular colaboraciones y compartir la responsabilidad para que la atención del cáncer de pulmón sea una prioridad en el país”.

La pandemia de Covid-19 fue un momento clave y desafortunado, “para algunos continuar con sus tratamientos por cáncer fue muy complicado, pero para otros la valiosa serendipia que les permitió tener un diagnóstico temprano, al cobrar relevancia las enfermedades respiratorias”, sostuvo.

Finalmente, Marcos Flores paciente de cáncer de pulmón llamó a la sociedad, y a profesionales de la salud para sumarse con las organizaciones civiles y crear un solo frente para apoyar a la difusión constante de las campañas de concientización de cáncer de pulmón, así como reforzar desde sus frentes los signos del padecimiento, síntomas, tipo de especialistas que pueden ayudar a un diagnóstico y sobre todo el acceso a tratamientos.

Respirando con Valor se ha preparado por más de catorce años para hacer frente a esta enfermedad, como un eslabón importante de la sociedad civil creando programas de intervención, reconociendo la problemática a fondo y sugiriendo propuestas de solución de acuerdo a las necesidades de los pacientes.

También te podría gustar...