‘Sin educación, no hay transformación’: VCC

Spread the love

Durante los festejos alusivos al “Día del Maestro”, el gobernador Víctor Manuel Castro Cosío, convocó a las y los profesores de Baja California Sur a seguir respondiendo con decencia al compromiso de educar para transformar, “y cumplir con alta satisfacción de decir: cumplimos ayudando a las comunidades más pobres, más necesitadas”, puntualizó.

Por ello, dijo estar orgulloso de quienes comparten el pensamiento de que la solidaridad y el respaldo a los más necesitados, sigue siendo la esencia de ser profesor.

“Y la educación es eso; educar para cambiar el egoísmo por solidaridad, para transformar las metas individuales por metas colectivas, donde recuperemos la fé que podemos cambiar este mundo para que la gente viva mejor y que los profesores y profesoras nos sintamos orgullosos de aportar nuestro granito de arena en esta gran transformación”, comentó.

El Ejecutivo estatal acompañó a los maestros desde temprana hora acudiendo a un desayuno, para más tarde estar presente en la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres donde descansan los restos mortales de destacados docentes y finalmente, en el Teatro de la Ciudad, en donde se hizo entrega de reconocimientos y estímulos económicos a 216 educadores y educadoras que cumplieron 28, 30 y 40 años de servicio.

Durante esta ceremonia en la que estuvo acompañado por los representantes de los poderes Legislativo y Judicial, José María Avilés y Raúl Juan Mendoza Unzón, respectivamente, así como por la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga, el Gobernador reconoció el trabajo de la dirigencia sindical, pues se han alcanzado logros importantes para la vida laboral, asistencial y salarial de los trabajadores de la educación. “Lo mejor que se puede hacer, es reconocer que el magisterio está dispuesto a seguir contribuyendo, educando con calidad y amor a la niñez y juventud de Baja California Sur”, dijo.

Castro Cosío consideró que este día es la mejor ocasión “para decirles que ser profesora, ser profesor, es un orgullo en el alma, un orgullo grande que sentimos desde que pisamos la Normal hasta que nos vamos de este mundo”, agregó.