La ciudadanía no debe descuidarse. la pandemia no ha terminado

Spread the love

Aunque en México acabó la emergencia sanitaria por COVID, la población no debe descuidarse y hay que continuar cuidándose porque el COVID sigue. Debe mantenerse, en algunos casos, el uso de cubrebocas.

Así lo afirmó el doctor Octavio García, fundador y presidente del Instituto Traslacional de Singularidad Genómica (ITRASIG), quien aseguró que la emergencia sanitaria es una cosa y la pandemia es otra.
Sólo significa que la infraestructura hospitalaria ya no está saturada por la emergencia de COVID y que se pueden instrumentar medidas a largo plazo porque ya no hay desabasto de vacunas.

Ni siquiera se puede declarar que es una enfermedad endémica porque no se sabe aún a ciencia cierta cuál es la temporalidad del COVID. Eso no se ha logrado determinar. Ni se sabe cuáles son las fechas en que va a suceder.

Tenemos apenas un ciclo de COVID en que la gente de manera informal ha dejado de usar cubrebocas. Ya se acabó el ciclo de vacunación intensiva que teníamos. Tiene un año que se dejó de hacer y entonces apenas se está viendo cómo se empieza a comportar el COVID en estas condiciones.

Nos falta otro año para definir que es endémica y poder establecer las fechas en que se presentará. Entonces así se podrán destinar recursos del sector salud para poder enfocarlos a la época en qué se presente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo dice que se terminó la emergencia, pero el virus sigue ahí y debe continuar haciéndose vigilancia epidemiológica, seguirse aplicando vacunas y haciendo diagnóstico.

En este sentido, se refirió a “Nano Lucy”, un invento de su Instituto, un mini laboratorio que puede procesar hasta 200 análisis genéticos para detectar enfermedades humanas, animales y vegetales. Con este se pueden realizar evaluaciones a la población, con el cual en tan solo 9 minutos cualquier persona, sin conocimiento científico, puede realizar por sí sola una prueba de detección para diferentes enfermedades como tuberculosis, cáncer, VIH, VPH o COVID 19. Además de que también puede ser usada en el campo agrícola, en la detección de plagas en los cultivos.

“NanoLuci” es un pequeño gabinete del tamaño de una cafetera moderna, que pesa apenas 3 kilos y medio, se conecta a la corriente eléctrica. Con este ya no se necesita de la instalación de un laboratorio molecular, el cual tiene un costo de arranque superior a los dos millones de pesos y la contratación de personal calificado.

Con este aparato, el costo de un análisis es 10 veces más barato que uno que se realiza en un laboratorio tradicional

Actualmente “NanoLuci” se desarrolla entre el ITRASIG, Grupo T, de Octavio García y la empresa china de diagnósticos moleculares Coyote Bioscience.

También te podría gustar...