Porsche vivió 24 horas muy difíciles en Le Mans

Spread the love

El Porsche 963 mejor clasificado en las 24 Horas de Le Mans de 2023 terminó de noveno. El equipo oficial Porsche Penske Motorsport no tuvo suerte en la que resultó ser una carrera muy intensa y reñida. Los tres prototipos híbridos se vieron perjudicados por incidentes o fallas técnicas. Así, no pudieron luchar por la victoria absoluta con el Porsche 963 de más de 700 CV (515 kW) de potencia. El auto gemelo del equipo cliente Hertz Team Jota tampoco obtuvo la recompensa esperada tras una gran actuación. En la categoría GTE-Am, el Porsche 911 RSR del equipo cliente GR Racing terminó en la tercera posición.

Ante 325,000 espectadores, los cuatro Porsche 963 fueron protagonistas en la primera fase de la carrera. En condiciones cambiantes, con sol y a veces fuertes lluvias, los prototipos número 5 y 75 de Porsche Penske Motorsport hicieron un gran trabajo en las posiciones delanteras, igual que el prototipo marcado con el número 38 de la escudería Hertz Team Jota. Sin embargo, los accidentes, los problemas con los neumáticos y otras fallas técnicas fueron retrasando a todos los Porsche que disputaban la categoría Hypercar. El auto número 5, conducido por el estadounidense Dane Cameron, el francés Frédéric Makowiecki y el danés Michael Christensen, fue el mejor clasificado, con un noveno puesto en la general. Este vehículo pasó más de 20 minutos en boxes durante la noche para reparar el sistema de refrigeración y perdió sus opciones de luchar por la victoria absoluta. En la última vuelta, Christensen condujo el coche hasta la meta a pesar de sufrir una falla en la transmisión.

Al caer la tarde del sábado, el tercer 963 de Porsche Penske Motorsport (nº 75), en manos del inglés Nick Tandy, el brasileño Felipe Nasr y el francés Mathieu Jaminet, lideró la carrera durante varias vueltas. Sin embargo, a las 22:44 llegó la desilusión: Jaminet detuvo el auto en la pista. Un problema de presión de combustible le hizo imposible continuar y marcó un final prematuro.

A primera hora de la mañana del domingo, fue el auto número 6 el que parecía tener mayores opciones de alcanzar el podio. Pero el alemán André Lotterer, el francés Kévin Estre y el belga Laurens Vanthoor se salieron de la pista en varias ocasiones, llegando incluso a tocar la barrera de contención un par de veces. Las reparaciones llevaron más de 40 minutos y perdieron otra media hora debido a un cambio de batería del sistema híbrido. El vehículo cruzó finalmente la meta en undécima posición, a 22 vueltas de los ganadores.

También te podría gustar...