Ve a Yucatán y descubre la magia de seis pueblos

Spread the love

Si lo que buscas es historia, cultura, aventura y una gastronomía inigualable, ven y conoce -antes que todos-, los pueblos de Yucatán que próximamente podrían ser Pueblos Mágicos.

La Secretaría de Turismo de México, ha abierto la convocatoria para los reconocimientos de nuevos Pueblos Mágicos del país y Yucatán cuenta con una amplia propuesta para hacer de estos rincones llenos de magia, parte de este grupo de localidades reconocidos no sólo por su belleza, sino, por ser sitios repletos de símbolos, leyendas e historias, así como por ser escenarios de hechos trascendentes, que le muestren al mundo parte de la identidad nacional.

Aprovecha el planeador de viajes del sitio web www.yucatan.travel para hacer una ruta y visitar todos estos hermosos pueblos yucatecos: Tekax, Espita, Río lagartos, El Cuyo, San Felipe y Motul, quienes hoy en día, se han postulado para sumarse a la selecta lista de los Pueblos Mágicos de México.

Tekax es el destino ideal para aquellos en busca de aventura, desde recorridos en cuatrimoto hasta las Grutas Chocantes, acampar en Kalmankal y visitar el Parque Ecoturístico de Sartenejas mientras practican rappel o se lanzan en tirolesa, harán de tu estancia en este lugar algo fuera de lo normal, Además de que en Tekax también es posible encontrar mucha historia y arte en sus calles, sus hermosos murales hacen de todo el pueblo el spot ideal para tomar cientos de fotos para impactar en las redes sociales.

También para los aventureros en el municipio de Tizimín podemos encontrar “El Cuyo”, un pequeño puerto que forma parte de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos, además de ser la frontera con el estado de Quintana Roo. En este lugar el ecoturismo es cosa de todos los días, en este edén se puede practicar el Kayak en la UMA San Manuel, recorrer una selva inundada hasta llegar a una hermosa laguna azul o bien descansar en este bello puerto, rodeados de tranquilidad y armonía, cobijados de la brisa del mar, la música del caribe, una buena comida con ceviches y pescados del día, mientras te relajas en una tradicional hamaca.

Pero, si lo que buscan es un lugar para deleitar el paladar existen dos lugares idóneos;  Espita, para los amantes del buen comer y los sabores ancestrales, en este poblado es posible visitar el pintoresco mercado “Juan José Méndez», lugar emblemático de la Villa de Espita, inaugurado en 1906 y que hasta la fecha ofrece los más suculentos antojitos yucatecos  a mano de las cocineras tradicionales de la región quienes te ofrecen: salbutes, panuchos, cochinita pibil y el famoso kots’ob, que forma parte de la oferta gastronómica tradicional de Espita,  se podría decir que kots’ob es un tipo de tamal que se elabora a partir de receta única que resguardada por grupos de mujeres y hombres, quienes tratan de mantener vivas las recetas tradicionales mayas.

Mientras que el segundo lugar es Motul, pueblo que ha logrado seducir el paladar del mundoq gracias a sus huevos motuleños, que fueron creados en la década de los 1920 por el señor Jorge Siqueff para el presidente Felipe Carrillo Puerto.

Si bien, las gastronomía es uno de los grandes estandartes de este pueblo, la cultura y la naturaleza reciben con entusiasmo a todos aquellos que lo visitan, al interior de las  instalaciones del conocido cenote Sambulá, se encuentra hoy en día el museo Histórico de Motul, donde a través de paneles informativos, cuadros y representaciones en tercera dimensión, es posible conocer la historia más relevante de la ciudad, en un recorrido por sus orígenes en la época prehispánica hasta la actualidad, el proceso de evangelización y el auge henequenero que surgió en la también llamada “Perla de la Costa”.

Después de tu recorrido podrás relajarte en un cenote tipo caverna de aguas cristalinas, un lugar perfecto para acudir con la familia refrescarse, de igual forma es posible disfrutar de un tour en bicicleta por el pueblo, permitiéndote recorrer sus preciosas calles y alrededores.

Río Lagartos, es la opción adecuada para todos aquellos que desean conectar con la naturaleza, ahí es posible realizar  un tour que dejará grandes recuerdos, se trata del recorrido por la Reserva de la Biosfera, espacio que desde 1979 busca preservar el ecosistema, así como las más de las 250 especies que habitan en la región, se recomienda realizar esta experiencia acompañados de guías locales, quienes conocen el mejor horario para avistamiento de aves, incluyendo al emblemático y flamenco rosado.

San Felipe, es otra de las opciones para convertirse en uno de los Pueblos Mágicos de la costa yucateca, ideal para olvidarse de las presiones de la ciudad y experimentar la relajación total. En este hermoso lugar, los hogares preservan las construcciones de madera, además de vestirse alegremente de colores, sin duda alguna, un escenario original e ideal  para capturar las más hermosas postales mientras se pasea por sus calles.

Hoy en día, se ha convertido en uno de los puntos turísticos más importantes de Yucatán, debido a la belleza única que lo rodea, sobre todo para aquellos que aman convivir con la naturaleza. Además de los paseos por los manglares cercanos; la pesca deportiva es uno de los principales atractivos de la zona, generalmente son los lugareños los encargados de organizarla, ya que ellos son los que conocen las mejores ubicaciones de concentración de peces.

Ahora que conoces un poco más del encanto de estos pueblos, no lo dudes y visita Yucatán en compañía de familiares o amigos y descubre por qué, estos, podrían llegar a convertirse en los futuros Pueblos Mágicos de Yucatán, al igual que los icónicos Valladolid, Izamal, Sisal y Maní, quienes ya cuentan con este distintivo y son considerados como grandes anfitriones de la majestuosidad yucateca.

También te podría gustar...