Bourbon: cuatro datos sobre el famoso destilado estadounidense

Spread the love

Pocos saben que el 14 de junio se celebra el Día del Bourbon en todo el mundo y, especialmente, en Estados Unidos. A continuación, te compartimos datos interesantes en torno al licor que puso a Kentucky dentro del mapa de los grandes whiskies.

Un sacerdote, un médico y una dama

Se cree que el 14 de junio de 1789, el reverendo Elijah Craig produjo por primera vez este tipo específico de whisky estadounidense, que se elabora con maíz. Según la crónica de la época, Craig llenó de whisky escocés una barrica de roble que se había quemado en el fuego. Al tomar el destilado, vio que su sabor había mejorado. Pronto, la noticia de su invento llegó a Nueva Orleans, de donde empezaron a llegarle pedidos de “whisky de Bourbon”. Aparentemente, las barricas con las que se enviaba la bebida lucían la leyenda del sitio de donde eran despachadas, Puerto Mayville, en Bourbon County, zona de Kentucky conocida por el cultivo de maíz.

Otros dicen que en plena Ley Seca, los antiprohibicionistas publicitaban el hecho de que un hombre religioso estuviera detrás de esta nueva bebida, fuese o no el verdadero autor de la novedad. Otra versión asegura que no fue un hombre de sotana sino de ciencia, el médico James Crow, quien entre 1825 y 1845 habría perfeccionado el estilo de whisky que hoy conocemos como bourbon. Y hay, sí, una cuarta versión, que establece que fue una mujer de Kentucky, Catherine Carpenter, quien dio con la fórmula del puré ácido de maíz que es clave en su producción. Sea como fuere, el bourbon nació en Kentucky y es en este estado donde hoy se ubica la mayoría de las destilerías.

La fórmula del éxito

A medida que el whisky bourbon comenzó a crecer en popularidad, el turismo en torno a esta bebida comenzó a aumentar en Kentucky. Desde hace un tiempo, varias empresas han limitado sus suministros en el extranjero para satisfacer la demanda interna. ¡Eso significa que Kentucky es probablemente el mejor lugar para conseguir bourbon!

Ahora, vamos a lo técnico: el bourbon es una categoría específica de whisky estadounidense, que se elabora a partir de una mezcla a base de maíz. De hecho, al menos el 51 % debe ser maíz para que se lo clasifique como bourbon. Otros granos en el puré suelen incluir cebada malteada, centeno o trigo.

El puré de maíz comienza con un 80 % de alcohol y, a través del proceso de envejecimiento, así como de los de filtrado y embotellado, el producto final debe tener no menos del 40 % de alcohol por volumen.

Otro requisito es que el bourbon envejezca en barricas de roble nuevas carbonizadas, es decir, nunca se las recicla. Pero estas barricas tienen una segunda vida cuando son enviadas a Escocia y otros destinos para madurar otros tipos de whisky.

Born in the USA

Se suele pensar que para tener esta denominación, este licor debe producirse en Kentucky, lo cual es un error. Aunque la etiqueta “Kentucky Bourbon” es un plus que mejora las ventas y la mística forjada alrededor de este destilado -los kentuckianos aseguran que el agua de manantial de la región hace toda la diferencia-, la realidad es que para que un whisky sea clasificado como bourbon, se deben respetar porcentajes y procesos específicos de ​ fermentación y destilación. Y, obviamente, este elixir debe estar hecho en algún punto de los Estados Unidos. Cabe destacar que, en 1964, el congreso estadounidense reconoció al Bourbon como un “producto distintivo de los Estados Unidos”.

Si bien es cierto que todos los bourbons son whisky, no todos los whiskies son bourbon. Y el Día Nacional del Bourbon es sin duda el mejor momento del año para conocer más sobre esta bebida y disfrutarla sola, con agua mineral, en las rocas o en cóctel. Si, además, quieres visitar la tierra de esta variedad de whisky, navega por visittheusa.mx, donde encontrarás recorridos por bares y destilerías en distintas ciudades –Louisville, Lexington y Bardstown, entre otras- de Kentucky.

 

También te podría gustar...