Diseñan herramientas para lograr culturas laborales inclusivas y diversas

Spread the love

Junio es el mes del Orgullo, en el que las comunidades LGBTIQA+ del mundo se unen y celebran la libertad de ser ellas mismas, celebran el hecho de que grupos minoritarios han luchado durante décadas para superar los prejuicios y lograr ejercer sus identidades, deseos y derechos en libertad.

Es por esto que makesense, la agencia de innovación internacional encargada de diseñar programas de impacto social y ambiental, visibiliza, incide y fortalece las luchas de lacomunidad LGBTIQA+.

En este mes del orgullo LGBTIQA+, makesense enfatiza su impacto, con el Box de Innovación, un espacio donde las empresas pueden aprender con sus metodologías y aplicarlas para transformar el futuro de las organizaciones. Mediante esta herramienta de Innovación, la organización fomenta el diálogo para socializar acciones que puedan implementar a corto y largo plazo, con el fin de consolidar una cultura laboral más inclusiva.

“En esta ocasión diseñamos una herramienta para nuestro Box de innovación que provoque una reflexión entre colegas y permita identificar vías para fortalecer las estrategias de inclusión en organizaciones que celebran la diversidad de su talento e innovan en su cultura laboral”, dice David Araiza, director de Innovación en makesense americas.

Sabemos que esta comunidad vive discriminación en varios aspectos de sus vidas, por ejemplo, en círculos familiares, sociales y familiares. Un dato importante es que el 92% de los jóvenes LGBTIQA+ han tenido que esconder su orientación sexual y/o identidad de género en México de acuerdo a la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género.

Sólo 2 de cada 10 personas perciben que siempre reciben el mismo pago cuando realizan las mismas actividades que personas heterosexuales. La mitad de las personas ha vivido, por lo menos alguna vez en su vida laboral, alguna situación de acoso, hostigamiento o discriminación. Por lo que muchas personas prefieren ocultar que forman parte de la comunidad LGBTIQA+ para evitar este tipo de situaciones. Se señala que sólo 8% de las personas expresan ser de la comunidad LGBTIQA+ en el trabajo y 29.8% no lo expresa nunca.

En este sentido, makesense apoya a corporativos, empresas y organizaciones a innovar en sus procesos internos y externos a través de una visión holística y socio-ambiental para crear espacios de sensibilización para que ciudadanxs, emprendedorxs y organizaciones puedan explorar a través de talleres, charlas inspiradoras y encuentros virtuales y presenciales, una manera diferente de vivir la diversidad en comunidad.

“Desde makesense siempre celebraremos la diversidad, las identidades y expresiones de género abriendo espacios para visibilizar y compartir perspectivas que nos permitan evolucionar e innovar en la cultura de nuestra organización”, dice David Araiza, Director de Innovación en makesense americas.

La inclusión es algo que debe incorporarse en los valores institucionales trasladándolo a una estrategia palpable y medible, esta implementación se debe acompañar de diagnósticos y acciones que permitan un ambiente respetuoso. Una buena forma de promoverlo es a través de campañas de sensibilización y comunicación tanto internas como externas para alinear al personal con la compañía.

Es importante que todas las personas de una organización dentro del ambiente laboral, se sientan seguras de expresar libremente su orientación sexual e identidad de género. Si no se sienten cómodas haciendo esto, es posible que, tanto su desarrollo personal y salud mental, como su desempeño laboral se vean afectados.

Es relevante que se maneje un lenguaje inclusivo, ya que esto previene la exclusión involuntaria de ciertas personas, lo que puede mejorar la eficacia de la comunicación y dar visibilidad. De igual forma, al promover la diversidad, la organización puede fomentar la creatividad, la innovación y la colaboración entre miembros del equipo, lo que puede llevar a una mayor satisfacción laboral y a una mayor retención de colaboradores.

Dentro de las organizaciones también es recomendable que existan referentes que hablen de manera pública, abierta y natural sobre la orientación sexual o identidad de género, tener “role models” o un referente que vaya más allá de su trabajo para hacer que quienes lo rodean se sientan incluidxs y apoyadxs.

De igual forma, es primordial contar con políticas internas de contratación, capacitaciones sobre temas de diversidad, etc, ya que la inclusión sistémica comienza con políticas sólidas. Un conjunto completo de políticas empresariales inclusivas es imprescindible para crear una cultura de equidad y pertenencia.

El que una organización sea diversa, compuesta por personas de una amplia gama de culturas, identidades, puntos de vista y antecedentes, no sólo es agradable, es esencial. Las empresas que crean lugares de trabajo incluyentes contribuyen en la construcción de un mejor ambiente laboral, representando a los diferentes sectores de la sociedad. Por esto, hablar de diversidad en el lugar de trabajo se mantiene como una prioridad empresarial.

También te podría gustar...