Entre islas y montañas: disfruta del contacto con la naturaleza en el Golfo de California

Spread the love

Baja California Sur es uno de los destinos al norte del país que por sus condiciones geográficas alberga verdaderos oasis conformados por montañas, desierto, formaciones volcánicas y bellas playas que son, además, hogar de una impresionante diversidad de flora y fauna que los hace únicos en el paisaje.

Para los viajeros que desean explorar y descubrir nuevos microdestinos e integrar extraordinarias experiencias para su próximo viaje, el Fideicomiso de Turismo de La Paz los invita a maravillarse con tres impresionantes áreas naturales protegidas que son oasis de belleza en el Golfo de California.

Isla Cerralvo. Considerada como una de las más grandes del Mar de Cortés y uno de los escenarios naturales más bellos de Baja California Sur, esta isla, ubicada frente a La Ventana y El Sargento, se caracteriza por estar rodeada de un cristalino oleaje de intenso color azul que contrasta de manera excepcional con su superficie de más de 135 mil kilómetros y la posiciona como la novena isla más importante de México.

Derivado de su abundante biodiversidad, Isla Cerralvo es uno de los lugares favoritos para realizar actividades acuáticas como snorkel o buceo recreativo para principiantes e intermedios, donde los visitantes pueden avistar lobos marinos, mantas gigantes, tortugas marinas, cardúmenes de peces de múltiples colores y hermosos arrecifes de coral; y sobre la superficie, pájaros bobos y otras aves, además de biznagas gigantes y cactus milenarios.

Isla Espíritu Santo. Este mágico lugar es considerado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y Parque Nacional debido a su gran riqueza marina, a sus paisajes únicos que combinan el mar con el desierto y formaciones rocosas de origen volcánico, numerosas playas vírgenes, así como por una gran biodiversidad.

Ya sea en yate, velero o panga, el arribo a esta isla es una de las experiencias más recordadas entre los visitantes, quienes disfrutan de un paisaje natural único.

A lo largo del Parque, los visitantes podrán disfrutar de 10 puntos para practicar kayak, stand up paddle, esnórquel o buceo, ya sea en sus arrecifes naturales o visitando las embarcaciones hundidas a sus alrededores, en los que podrán avistar delfines, o lobos marinos, entre otras ejemplares. Además de vivir la experiencia de hospedarse en algunos de sus campamentos de Glamping, donde el concepto de nuevo lujo y contacto con la naturaleza cobra un nuevo sentido.

Sierra de la Laguna. Este sistema montañoso constituye el único bosque del estado de Baja California Sur, de ahí que fuera designado en 1994 como Área Natural Protegida bajo la categoría de Reserva de la Biósfera, siendo hogar de múltiples especies animales y vegetales que cohabitan en este diverso ecosistema de la península sudcaliforniana.

Durante todo el año, este sitio se convierte en un paraíso para los amantes de la aventura en alta montaña, quienes podrán recorrer estas majestuosas elevaciones realizando ciclismo de montaña en caminos certificados a nivel internacional por la Mountain Biking Association, senderismo, paseos a caballo, cañonismo, rappel, escalada en roca y otras actividades que aprovechan el inigualable entorno de la región para deleitar a los visitantes en una experiencia inigualable de contacto con la naturaleza.

Caída la noche y luego de haber vivido un día lleno de emociones, los viajeros podrán descansar en su propia tienda de campaña o bien, disfrutando de las comodidades de un glamping como Camp Cecil, que se encuentra cerca del pueblo mágico de Todos Santos, no sin antes deleitarse observando el mágico manto estelar que se convertirá en una memorable postal de su travesía por la Sierra de la Laguna.