Colima lleno de colores con el desfile conmemorativo por sus 500 años de fundación

Spread the love

En un evento histórico que quedará grabado en la memoria de todos los asistentes, la ciudad de Colima se llenó de magia y alegría para celebrar sus cinco siglos de vida. Cientos de familias se congregaron para disfrutar del esplendoroso desfile que recorrió las principales calles de la ciudad. Con siete coloridos carros alegóricos y comparsas llenas de personajes especiales, la jornada fue todo un espectáculo para los sentidos.

El evento que formaba parte de las festividades conmemorativas contó con la participación de aproximadamente 450 artistas provenientes de diversas disciplinas artísticas, como la danza contemporánea, folclórica, urbana y las artes circenses, entre otras. Los talentosos artistas inundaron las calles de Colima con sus impresionantes habilidades y actuaciones, deleitando a los espectadores y sumergiéndolos en un viaje mágico a través del tiempo y la cultura de la región.

Cada uno de los siete carros alegóricos que formaban parte del desfile tenía una temática específica, todas ellas alusivas a la rica historia, el arte y la cultura de Colima:

  • Nuestras raíces: Un carro con una pirámide que representó las culturas de occidente y brindó un panorama de la fuerza de nuestras raíces, la riqueza cultural y arquitectónica.

  • El último tlatoani Colimotl: Este carro brindó homenaje a uno de los personajes de la historia de Colima más importantes de todos los tiempos, pues él luchó por la protección de su pueblo ante la llegada de los españoles, el “Rey Coliman”.

  • Los secretos del Galeón: representó el intercambio cultural que existió en la Nueva España, en un periodo largo del tiempo, con el cuál las tierras colimenses sufrieron cambios importantes en sus paisajes, en su comida, en su arte y en varias aspectos sociales.

  • Manos y talento colimense: Un carro que destacó las habilidades y la creatividad de los artistas y artesanos locales, mostrando la riqueza de sus creaciones y la destreza de sus manos. Especialmente en este carro se mostró un alto relieve con una de las obras del aclamado artista Alejandro Rangel, que es uno de los artistas colimenses más reconocidos

  • El Dios del Fuego: Inspirado en el volcán colimense del fuego, este carro fue una explosión de color y dio honor a esta joya natural del estado.

  • Colima, Cuna de Vida: Un carro dedicado a resaltar la belleza natural y la biodiversidad de la región, enalteciendo la conexión del pueblo colimense con su entorno.

  • Evolución y crecimiento, Puerto Marítimo: Un recorrido a lo largo de la historia de Colima, desde sus inicios hasta su transformación en un puerto marítimo de vital importancia para el comercio y desarrollo regional.

El desfile fue un derroche de color y creatividad, un espectáculo que unió a la comunidad y honró el rico patrimonio cultural de la ciudad. Durante todo el recorrido, la emoción y el orgullo de ser colimense se podían sentir en el ambiente, mientras los espectadores aplaudían y vitoreaban a los artistas y a los personajes que animaban el desfile.

Uno de los momentos más especiales fue la aparición de los tradicionales mojigangos, muñecos gigantes que han sido parte de la cultura de Villa de Álvarez durante generaciones. Con su presencia imponente y festiva, los mojigangos agregaron un toque tradicional y folclórico al desfile.

Los festejos para conmemorar los 500 años de la fundación de la Ciudad de Colima incluyeron una amplia agenda de actividades culturales y musicales. Los asistentes pudieron deleitarse con la apertura de una exposición de pintura al estilo rangeliano, que realzó el talento artístico local y su legado histórico. También hubo stands de comida, cerveza artesanal y artesanías, que permitieron a los visitantes disfrutar de lo mejor de la gastronomía y la creatividad local.

A pesar del final del desfile, las celebraciones no han concluido, ya que los próximos días tendrán lugar eventos alusivos a los 500 años de Colima en la ciudad de Manzanillo, donde habrá una extensa oferta de actividades. Esto demuestra que la celebración es más que un día de fiesta; es una oportunidad para unir a la comunidad y atraer a visitantes para explorar y disfrutar de las maravillas culturales y naturales de la región.

La celebración de los 500 años de fundación de Colima quedó marcada por este maravilloso desfile, un homenaje vibrante y festivo que resaltó la esencia y la diversidad de esta ciudad mexicana. Sin duda, un evento que quedará en el corazón de todos los asistentes y que pasará a formar parte de la historia de Colima, esa tierra llena de color, tradición y cultura.

También te podría gustar...