Audi R8: das Finale, se despide con una versión especial

Spread the love

En 2006, en el Salón del Automóvil en París, se presentó el Audi R8, un hito en la historia de la marca alemana. Las victorias con el prototipo que la escudería de Audi presentó en las 24 Horas de Le Mans entre 2000 y 2005, impulsaron a crear un modelo deportivo que empleó una de las soluciones más innovadoras del momento como el uso de aluminio, un motor central de altas revoluciones y diversas tecnologías que garantizan el máximo rendimiento. Diecisiete años después, y en sintonía con la estrategia de electromovilidad de la marca de los cuatro aros para transitar a la producción 100% eléctrica en 2026, se presenta la última edición del emblemático modelo de la Gama Audi Sport: Audi R8 das Finale, con elementos únicos y personalizados que cierran una era de modelos que sorprendieron por su desempeño deportivo, placer de conducción, seguridad y fiabilidad.

Las primeras muestras del interés de Audi por diseñar modelos deportivos datan de 1991, cuando en el Auto Show de Frankfurt se presentó el Audi quattro Spyder, con un motor V6 montado de manera transversal en la parte trasera y un eje que dirigía parte de su potencia a las ruedas delanteras. Ese mismo año, en el Salón del Automóvil de Tokio, apareció otro prototipo: el Audi Avus quattro, con un marco especial de aluminio que ayudó a reducir el peso y la idea de un motor central que propulsaría a este modelo super deportivo. Doce años después, en los salones de Ginebra y Frankfurt 2003, se presentó denominado Audi Le Mans quattro (diseñado por Frank Lamberty y Julian Hönig) respaldado por las recientes victorias en las 24 Horas de Le Mans. Este fue un sensacional anticipo de lo que se convertiría en el Audi R8.

Tras varios años de investigación, en el Salón del Automóvil de París se presentó el Audi R8, un vehículo de alto desempeño y la marca se aventuró en un territorio completamente nuevo. Este súper deportivo lleva los genes de un auténtico auto de carreras: el prototipo deportivo y homónimo con el que Audi ganó las 24 Horas de Le Mans cinco veces entre 2000 y 2005. El motor central de altas revoluciones, la inyección directa FSI, la aerodinámica probada en el túnel de viento con un difusor trasero, la suspensión con doble horquilla y la filosofía de construcción ligera con el Audi Space Frame (ASF). La presentación del Audi R8 también subrayó cuán estrecho e intenso es el vínculo entre la producción y el automovilismo en Audi: el piloto de Audi y ganador del récord de Le Mans, Tom Kristensen, presentó el vehículo en París.

Un factor decisivo en el éxito del Audi R8 ha sido su diseño. Líneas planas y musculosas, amplias salidas de aire y la característica parrilla de un solo bastidor en la parte delantera, así como la parte trasera con su difusor, grandes salidas de aire y luces traseras planas: el automóvil deportivo tiene una apariencia sorprendente en cada detalle. «Especialmente en un auto deportivo, las proporciones cuentan», comentó Frank Lamberty. «Un deportivo de motor central es algo muy especial por el diseño técnico, la posición del motor, da como resultado un lenguaje de diseño completamente diferente», añadió el diseñador de exteriores del R8. «Un elemento muy importante en el diseño del R8 son las aspas laterales. Frente a ellos está la cabina, y después de eso viene la tecnología. La hoja lateral, como elemento de control de aire que alimenta el aire al motor, conecta estas secciones del vehículo. Todas las líneas del R8 siguen esta lógica increíble, porque para este modelo, era importante encontrar su propia clave de diseño», enfatiza Frank Lamberty, diciendo con un guiño: «Creo que funcionó bastante bien».

El Audi R8 es un deportivo que puede disfrutarse en el día a día además es un auto muy fácil de llevar rápido. En la primera generación compartió fundamentos y elementos técnicos con el Lamborghini Gallardo, y eso le daba un empuje en muchos apartados.

A lo largo de 17 años, el Audi R8 se convirtió en un vehículo deportivo de alta potencia que cautivó a los clientes por su dinamismo, el carácter afilado de su diseño, su motor atmosférico y una gama de equipamiento que ofreció a los usuarios la posibilidad de personalizar múltiples detalles de sus vehículos en el exterior como en el interior.

La primera generación de Audi R8 se fabricó de 2006 a 2014, con motores V8 y V10, tracción quattro, transmisión manual y S tronic. A lo largo de esta primera generación encontramos versiones como: R8 Spyder, R8 GT Coupé y Spyder, R8 V10 Plus y R8 LMX. La segunda generación, de 2015 a la fecha sólo ofreció motores V10 y agregó la variante V10 Plus. A lo largo de esta segunda generación contamos con versiones Spyder, RWS ahora denominada RWD y Performance quattro. Sin las ediciones especiales: R8 Decennium, R8 Green Hell y R8 GT Coupé RWD.

El Audi R8 se fabrica exclusivamente por Audi Sport GmbH en la fábrica Audi Böllinger Höfe, cerca de Neckarsulm en Alemania. El Audi R8 está fabricado con una técnica artesanal, hecho mayormente a mano, con la más alta calidad y pasión por los detalles en cada paso de fabricación. El control de calidad también incluye 40 kilómetros de recorrido por carretera para cada R8. Hasta la fecha, se han producido más de 40,000 Audi R8 en el sitio de Audi Neckarsulm. La tecnología de unión utiliza: soldaduras de 67.5 m; 23.8 m costuras adhesivas; 367 remaches autoperforantes y 259 tornillos de perforación de flujo. El cuerpo del Audi R8 está hecho de aluminio y plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP).

Otras de las innovadoras características que lo han acompañado a lo largo de su historia, han sido el uso de un radiador independiente para controlar la temperatura del aceite del motor, modificaciones en la suspensión que permiten una mejor respuesta en la dirección, en las transiciones entre los diferentes modos de conducción y el tacto al volante, además de modificaciones en las parrillas, el spoiler delantero o las rejillas de ventilación que subrayan la imagen deportiva de este modelo.

En el mercado mexicano, el Audi R8 juega un papel muy importante. A nivel mundial, México ocupa el séptimo lugar del top 10 de mercados de ventas del R8, lo que lo convierte en una de los vehículos más icónicos y emocionantes para los clientes de la marca.

Audi R8 das Finale

Audi de México crea una versión muy especial que denomina das Finale y consta de 51 vehículos numerados, con elementos de personalización únicos y grabados especiales. Uno de los distintivos de esta versión son los colores de la pintura que en esta ocasión tiene acabado mate: verde (distrito), blanco (glaciar) y rojo (tango); colores de la bandera nacional.

Esta versión, basada en el R8 V10 Coupé Performance quattro, está equipada con un motor V10 5.2L FSI que genera una potencia de 610 HP y un torque de 560 Nm, tracción quattro. La velocidad máxima es de 331 km/h y una aceleración de 3.1 s0-100 km/h.

El Audi R8 das Finale equipa un paquete de óptica negro plus e incorpora rines de aluminio con acabado en negro brillante de 20 pulgadas, frenos cerámicos con pinzas de freno en rojo. Las entradas de aire, al igual que la carcasa de los espejos laterales, el monoblock del motor, el spoiler delantero, los estribos laterales y difusor trasero así como la parrilla singleframe están pintados en color negro brillante. Las luces delanteras del Audi R8 das Finale cuentan con tecnología láser.

Como parte del equipamiento Audi exclusive, el R8 das Finale ofrece el Side blade superior en negro brillante con nombre de la edición del lado del conductor y los Side blades inferiores con numeración específica de la edición. Además, el Aerokit GT Audi exclusive: alerón trasero, cejas de fascia delantera y difusores laterales traseros en fibra de carbón.

Adicionalmente, las molduras de entrada en aluminio y los tapetes cuentan con el nombre de la edición. En la consola central, así como en las luces de acceso se incluye el nombre de la edición y el número del auto. El cliente también recibe una funda con el nombre de la edición y el número que corresponde al auto.

En el interior, asientos tipo bucket, tapizados en piel Napa fina en color Havana con costuras en rojo. El volante en alcántara con costuras en rojo y marca de 12 horas en rojo. El marco de las salidas de aire es de fibra de carbón. El cielo es de color negro Alcántara con diseño de rombos.

Además de estos elementos de diseño, el Audi R8 das Finale también integra un sistema de dirección dinámica como parte de su asistencia al conductor.

Con el Audi R8 das Finale, la marca de los cuatro aros despide este icónico modelo, su legado permanecerá para siempre.

Esta versión especial de Audi R8 das Finale llega este mes patrio a México y estará disponible en todas las concesionarias autorizadas Audi Sport del país con un precio de $4,999,900 MXN.

También te podría gustar...