Problemas mecánicos arruinan carrera de José Luis Ramírez

Spread the love

El equipo Ramírez Racing se presentó con todas las intenciones de ser los protagonistas a la victoria en la novena fecha de la NASCAR México Series, que se corrió el pasado fin de semana en el Óvalo de Aguascalientes, sin embargo, una falla mecánica acabó con todas las aspiraciones del piloto capitalino.

El auto #08 de Prestoflam, pisó la pista del óvalo hidrocálido y durante las prácticas marcó tiempos competitivos que abrieron la esperanza de estar en la pelea por la bandera a cuadros. Ya durante la calificación a pesar de quedar a menos de 0.800 del tiempo de la pole, no obtuvo una buena posición de arranque, partiendo desde la mitad de la parrilla.

Por delante se tenía una carrera larga, en total se debían cumplir 170 giros a la pista de 1.4 km de extensión, por lo que había tiempo para remontar y buscar un buen resultado ante la afición que se dio cita en las gradas del autódromo.

Pero justo cuando se cumplieron los primeros giros, una falla en el clutch comenzó a mermar el rendimiento del #08, y aunque el equipo reaccionó de inmediato y llamó a José Luis a pits para arreglar el problema, las reparaciones duraron más de los esperado y se relegó varias vueltas.

Las esperanzas de luchar por la victoria se eliminaron, pero no así el espíritu de competencia de José Luis Ramírez, quien regresó a la pista para llevar al límite el auto de Prestoflam y tratar de minimizar el efecto negativo de su larga estancia en la línea de pits.

Hacia los giros finales logró concretar 14 rebases y hacer tiempos equiparables contra los punteros, lamentablemente las vueltas perdidas cobraron factura y culminó la carrera completando 151 de las 170 pactadas.

“Fue una carrera complicada, no nos esperábamos esa falla y se presentó casi en el inicio de carrera, el equipo hizo todo lo posible para reparar el clutch pero perdimos muchas vueltas, eso nos arruinó todo el trabajo, pero logramos regresar a pista y no nos rendimos, hicimos nuestra propia carrera, rebasamos muchos autos, literal nos sirvió para ver el potencial del auto y entre todo lo malo comprobamos que tenemos un buen auto, ganador y solo nos falta sacudirnos esa mala suerte para lograr la victoria”, finalizó Ramírez.

También te podría gustar...