Entra al horror de Guimoon

Spread the love

La Puerta al Infierno Guimoon  película coreana  de horror que fue filmada y pensada así desde el inicio de su creación para disfrutarse en 8k por el director Sim Deok-Geun.

Una noche, en un centro comunitario aislado, el conserje asesina a todos los huéspedes y se suicida. Desde entonces comienzan a producirse sucesos paranormales dentro del edificio. Finalmente, el centro comunitario se cierra y queda abandonado durante años. Seo Do-jin, un renombrado investigador paranormal, que había perdido a su madre en un misterioso incidente mientras realizaba un exorcismo en el centro comunitario decide descubrir el secreto enterrado. Mientras tanto, tres estudiantes universitarios escuchan el mismo rumor sobre los sucesos inexplicables que siguen ocurriendo en el edificio abandonado y deciden hacer un video de los sucesos paranormales sin saber el final que les espera.

La Puerta al Infierno Guimoon fue filmada en un verdadero edificio abandonado que está en la ciudad de Pocheon en la provincia de Kyeonggi en Corea del sur con la intención de agregarle autenticidad a la película. “El verdadero edificio Pocheon en serio da miedo en la vida real. Si caminas solo por los pasillos puedes sentir escalofríos y esa es la sensación que deseábamos transmitir al espectador” comentó el director Sim.

LOS RETOS DE LA FILMACIÓN

El director y su equipo convirtieron parte de este edificio en un set, mantuvieron el papel tapiz original y los acabados rústicos, tambien usaron partes rotas, metal oxidado, espejos rotos, y otros elementos  que había en el edificio sin perturbar mucho la escena para no borrar el paso del tiempo. En la escena del techo fue similar, se perturbo lo menos posible la escena.

Al filmar directamente en el edificio abandonado la película tiene esa sensación vivida de miedo por el lugar, aunque esa parte no la fue la más difícil de la filmación, los realizadores y los actores estuvieron lidiando constantemente contra el mal clima y polvo, sin embargo eran elementos que agregaban terror, ya que se filmó a finales de noviembre y diciembre cuando la temperatura esta a 20 grados bajo cero.

Desde el inicio de las filmaciones en el edificio abandonado había un viento helado que se colaba y al ser un lugar sin electricidad, no había forma de tener calentadores, por lo que todo el cast y el crew tuvieron gripe, todos tuvieron que usar ropa térmica debajo, aunque los actores que mas padecieron el mal clima eran los que usaban un atuendo ligero, debían ir a cambiarse en cuanto terminaba la escena para no congelarse.

Las plantas eléctricas que tenían se usaban únicamente para el equipo de filmación por lo que no tenían batería extra para calentadores.

A partir del jueves 19 de octubre ya podrás disfrutar de esta cinta de terror en los cines del país.

También te podría gustar...