No te pierdas el 5to. Episodio de “Inexplicable Latinoamérica”

Spread the love

HISTORY estrena el quinto episodio de la tercera temporada de “INEXPLICABLE LATINOAMÉRICA” con Humberto Zurita, la producción original basada en la exitosa franquicia original de HISTORY “INEXPLICABLE con William Shatner” que profundiza en los eventos más misteriosos de la región latinoamericana.

América Latina es una tierra repleta de riquezas naturales y culturales, con todo tipo de increíbles y extrañas historias, que se entrelazan entre lo místico, lo popular y lo oculto; y la serie INEXPLICABLE LATINOAMÉRICA con Humberto Zurita se adentra en muchas de estos hechos y leyendas, algunos conocidos y otros no tanto, que todavía no tienen explicación. En esta nueva temporada el anfitrión a cargo de desvelar los misterios y secretos más protegidos de Latinoamérica es, por segundo año consecutivo Humberto Zurita.

“Cementerios”, el cuarto episodio que pudo verse el pasado viernes 17 de noviembre, explora conexiones enigmáticas entre vivos y muertos con casos de Argentina, Brasil, Colombia y México. Desafiando la muerte, despertando la fe y revelando la resiliencia en historias cargadas de misterio y esperanza, este episodio muestra, entre otros, el milagroso y polémico caso del ex combatiente colombiano “El Renco” Quintero; la espeluznante historia de Rufina Cambaceres en Argentina, la joven de 19 años enamorada de Hipólito Yrigoyen que murió de amor tras enterarse de un secreto sobre él y que luego fue sepultada viva; o la leyenda de la mujer de Bronce en Brasil.

“Enigmas Médicos”, es el episodio de estreno que trae esta tercera temporada para este viernes 24 de noviembre, plantea la incógnita de la influencia de factores desconocidos en la curación, ejemplificando con la historia de la actriz brasileña Marta Anders, quien mejoró de tumores inexplicables luego de una experiencia extracorpórea; el caso de Candela Giarda, la niña argentina conectada a un respirador artificial que sobrevive sin explicación médica, o la impresionante historia de la Niña Gabriela en Colombia, quien vive sin un tercio de su cerebro.

El viaje de Marta Anderson es un caso en Brasil de la reconocida actriz de los 70, sinónimo de la belleza y el glamour de la época, quien participó en grandes producciones. La estrella, Marta Anders, a los 29 años y en la cima de su éxito descubre que padecía un extraño cáncer que le dejó el rostro completamente desfigurado. El pronóstico de los especialistas médicos indicaba que lamentablemente Marta viviría, como mucho, tres años más. Con un hijo de 5 años y apostando a una larga vida por vivir aún, Marta destinó todo lo que tenía a tratamientos médicos para curarse. Sin embargo, nada fue efectivo. La actriz cayó en una profunda depresión y, con un cáncer muy avanzado, el tumor le comenzó a cubrir casi todo el lado izquierdo de su rostro. Sin esperanzas y a la espera de una muerte en paz, una noche Marta vive una inexplicable experiencia, su tumor milagrosamente desaparece, y hoy, a sus 78 años, la actriz cuenta en primea persona aquel misteriosos suceso. ¿Fue realmente una intervención divina? ¿o acaso implicó seres de otros mundos?. Hasta hoy, la repentina sanación de Marta Anderson permanece sin respuesta.

El segundo caso de este nuevo episodio de “Inexplicable Latinoamérica” nos sitúa en el año 1928 en México y es un ejemplo más acerca de las enigmáticas sanaciones para los que la medicina no tiene respuesta. El popular presidente de ese entonces, Plutarco Elías Calles enfrentaba una terrible enfermedad en secreto. Desesperado, Plutarco recurrió a todos los médicos conocidos para encontrar un tratamiento. Sin embargo ninguno pudo curarlo. Su destino quedó finalmente en manos de alguien que jamás imaginó: un curandero conocido como el Niño Fidencio, quien logró salvarlo de su enfermedad.

Estudios afirman que en Latinoamérica viven más de 30 millones de personas que padecen de alguna una enfermedad extraña o difícil de clasificar. Sin embargo, son muy pocos aquellos que como tratamiento reciben la ayuda de Dios. La historia de la argentina Candela Giarda ocupa un lugar en esta reducida lista de casos. Candela, de 11 años, fue internada en 2011 por una extraña enfermedad conocida que afecta a uno de cada 100 mil niños y niñas en todo el mundo. Luego de 62 días internada con respirador artificial y bajo un cuadro de extrema gravedad, los médicos aseguraron que la niña no iba a lograr sobrevivir. Roxana, madre de Candela, acude desesperada al padre Jorge Dabusi, a quien le pidió que visitara a la niña. El sacerdote le encomendó a la niña al Papa Juan Pablo I, conocido como “el papa de los 33 días” por su corto paso por el pontificado. Posteriormente, Candela comenzó de a poco a mejorar, hasta que su vida dejó de correr peligro y dejó la terapia intensiva. Hoy, con 23 años, Candela lleva una vida normal, y es conocida como la chica del milagro por el que el Papa de los 33 días fue beatificado.

El caso de “La Niña” Gabriela en Colombia ocupa el cuarto caso de este quinto episodio de “Inexplicable Latinaomérica”, y cuestiona el lugar que ocupa realmente la conciencia humana. Esta es la historia de una niña colombiana de 9 años que carece de más de un tercio de materia gris, casi todo el lóbulo frontal de su cerebro, área que controla la capacidad de abstracción y que contribuye con el lenguaje, movimiento, relaciones sociales, memoria, entre otros. Sin embargo, Gabriela no está postrada en una cama y lleva una vida como cualquier niña de su edad, y conserva la conciencia, el lenguaje, la memoria, al capacidad de interacción, etcétera. Este tipo de casos fueron investigados por el doctor británico John Lorber, quien dedicó más de 30 años de su carrera a estos fenómenos, documentando más de 600 historias de personas que logran sobrevivir y llevar una vida normal sin una gran parte de su cerebro. La conclusión de Lorber, cuya gran incógnita sacude a la medicina mundial, es si realmente es necesario el cerebro y, de ser así, en dónde realmente está la conciencia humana.

Finalmente, el último relato de este episodio expone el milagro experimentado durante la década de los 90 por Juan José Barragán Silva, un joven mexicano con una grave adicción a las drogas, que se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico y que sobrevivió luego de arrojarse de un balcón. Luego de un shock y un episodio psicótico, Juan José quiso tirarse al vacío. Su madre, Esperanza Silva, quiso sujetarlo por las piernas, pero el joven se arrojó a la calle de cabeza por un balcón a 10 metros de altura. Con múltiples fracturas en su cráneo, Juan José ingresó vivo al hospital Durango (Ciudad de México) y fue tratado por los especialistas, quienes aseguraron que el joven no lograría sobrevivir. Sin embargo, después de unos días, de manera instantánea, Juan José se curó completamente. Posteriores estudios confirmaron que no tenía secuelas ni neurológicas ni psíquicas, por lo que los médicos definieron su curación como “científicamente inexplicable”. Esperanza, su madre, cuenta que mientras el joven se arrojó al vacío lo encomendó a Dios y a la Virgen de Guadalupe y dirigiéndose a Juan Diego, indígena mexicano que fue testigo de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en 1513, que fue beatificado en 1990 y canonizado en 2002, en ambos casos por el Papa Juan Pablo II. ¿Fue la encomienda Juan Diego lo que curó por completo a Juan José?