Se multiplica por cuatro el número de Fintech en México desde 2019 a 2023

Spread the love

El sector Fintech en México es uno de los más sólidos de toda Latinoamérica. A día de hoy está creciendo alrededor de un 20% anual. Actualmente en México operan un total de 1,637 compañías que tienen como mínimo una actividad relacionada con el mundo financiero y tecnológico o seguros y tecnológico y de éstas que sean mexicanas puras hay 1,066.

Es decir, “México es uno de los ecosistemas junto con Brasil más potentes y es el noveno país del mundo por número de empresas Fintech, además de ser uno de los líderes en crecimiento del número de compañías de tecnología financiera”, cuenta Rodrigo García de la Cruz, CEO de Finnovating, plataforma con presencia en 130 países que conecta a empresas tecnológicas de los sectores FinTech, InsurTech y PropTech con corporaciones como bancos, seguros, financieras, asociaciones e inversores.

En los últimos cuatro años ha habido un gran boom de compañías del sector, sobre todo desde la pandemia, explica García, quien agrega que, desde que realizaron el primer Mapa Fintech en 2019 el número de empresas de la industria se ha multiplicado casi por cuatro, de las 236 empresas mexicanas Fintech que tenían censadas en ese momento a las 864 actuales.

Además del crecimiento exponencial, es característico de este sector la diversidad de negocios que existen.

“Hay más de 500 modelos de negocio dentro de la industria, por lo que hablar de un tipo de Fintech es muy
complicado, y también poder estandarizar la medición de las mismas para, por ejemplo, analizar su grado de
madurez”, explica Rodrigo.

“En nuestro caso, formamos parte de Finnovating como empresa de financiamiento automotriz que ofrece
arrendamiento de vehículos para personas físicas a través de una plataforma en línea que integra tecnología
financiera de última generación como Blockchain y biométricos para garantizar la máxima seguridad en el
momento de arrendar el auto”, comenta Roberto Esparza, director de BitCar, quien asevera que cada Fintech
es muy diferente a las demás, ya que en la comunidad Finnovating también hay otros negocios como
empresas que desarrollan software o servicios de banca en línea y lo valioso es poder vincular a éstas con
corporativos y empresas de diversos sectores.

Para Roberto, formar parte de una comunidad como Finnovating es clave porque facilita la comunicación y
el contacto entre las empresas de tecnología con corporativos e inversores y así poder desarrollar vínculos
entre compañías.

Dado que muchas de estas empresas son de reciente creación, el mercado en México es todavía joven y le falta grado de madurez. No obstante, elementos como el número de colaboradores que tiene la empresa o si está o no en fase de internacionalización, son elementos que nos pueden indicar la solvencia y madurez. De las compañías Fintech mexicanas censadas en 2023, 60% tienen más de 11 empleados y 40% entre 1 y 10.

De ese 60%, aquellas empresas cuyos equipos tienen más de 50 integrantes representan 15%.

No obstante, García aclara que se puede ver un cierto grado de madurez en “cualquier compañía que tenga
a partir de 15 a 20 empleados, las empresas que siendo B2B estén internacionalizadas o que esté en proceso
de scale up más que startup”, y BitCar es una muestra de ello.

“BitCar nació hace 18 meses en el seno de una arrendadora vehicular con 30 años de historia en el país, TIP
México. “Actualmente ya tenemos más de 20 empleados y hemos logrado un progreso sostenido durante
este año y medio. De hecho, estimamos cerrar 2023 con un crecimiento de 400% con respecto a 2022”,
comenta Esparza, quien cree que comunidades como la que ha creado Finnovating son de gran relevancia
para hacer sinergias y ampliar el espectro de negocio de cualquier empresa que opere en el sector financiero
y tecnológico.

Retos de la industria

Recientemente se celebró en México la Fintech Unconference 2023 organizada por Finnovating donde se
hizo un análisis de la industria y se detallaron los principales retos que vienen. En este sentido, el vocero de
Finnovating explica que el sector Fintech enfrenta tres retos. Uno es la regulación o el acceso a licencias.

“No todas las compañías están reguladas y muchas veces el problema es definir qué es una Fintech. Para
muchas personas una Fintech es una empresa que está regulada pero la realidad es que la mayoría de las
compañías no lo están y no deben estarlo porque utilizan tecnología, en muchas ocasiones, para terceros o
servicios para terceros sobre todo las que son B2B. Con lo cual no todas las compañías Fintech sufren de un
proceso de regulación”, aclara el CEO de Finnovating.

Por otro lado, en varios lugares del mundo el acceso al talento tecnológico es otro de los retos. Cada vez
más compañías necesitan de perfiles digitales y tecnológicos, y cada vez es más complicado encontrarlos,
no hay oferta suficiente anual para dar cabida a tantos proyectos. “En países como Singapur o Reino Unido,
donde el sector es muy maduro, el reto principal suele ser el encontrar perfiles laborales”, asegura.

Finalmente, el reto de las dificultades en el acceso a la financiación, un tema coyuntural que afecta a nivel
mundial. “La situación de la crisis en Ucrania, el conflicto en Gaza, la subida de tipos de interés, y la
restricción de liquidez por parte de muchos inversionistas, está haciendo que el sector tenga menos acceso a
capital de lo que tenía en los últimos tres años”, explica Rodrigo.

En México el primer reto a día de hoy, por el volumen de empresas, es el acceso a capital. Cerca de un tercio
de las empresas del sector están buscando financiamiento. Rodrigo considera que el contexto de poco apetito
por la inversión en los últimos años podría implicar un riesgo y la solución pasa por demostrarle a los
inversores que la industria crece. Además, agrega que el freno de inversión está haciendo que el crecimiento
se dé con más racionalidad comparado con años previos y que algunas empresas muten del modelo de
negocio B2C a B2B, que es más rentable, y les permite financiarse con sus clientes en vez de con sus socios.

Para 2024, la previsión que hace Rodrigo es que Estados Unidos, México y Brasil empezarán a tener IPOs
y en Europa tendrán más peso las operaciones de M&A, es decir, adquisiciones, fusiones, compra-venta.

A futuro, los expertos ven en México gran capacidad de crecimiento por su tamaño de mercado y el perfil
del ecosistema empresarial, desde la adopción de todo tipo de tecnologías, hasta todo lo que tiene que ver
con servicios como el arrendamiento o leasing. Además, consideran que se está empezando a despertar la
colaboración entre el mundo más tecnológico con el mundo corporativo. “El 2024 será el periodo de la
colaboración y de la integración de tecnologías en el sector más tradicional y la conexión entre estos dos
mundos está cambiando de manera exponencial y radical”, concluye Rodrigo.

También te podría gustar...