Qué hacer si se te cae la moto

Spread the love

Si se te cae la moto, es importante mantener la calma y seguir algunos pasos para asegurarte de que tanto tú como la moto estéis a salvo. MOTO Club MAPFRE te da una guía sobre qué hacer en caso de que tu moto se caiga.

ASEGURA TU ENTORNO
Lo más importante es asegurarte de que estás a salvo. Si has caído junto con la moto, asegúrate de alejarte de la carretera o de cualquier peligro potencial. Levántate con cuidado y verifica si estás lesionado antes de hacer cualquier otra cosa.

APAGA EL MOTOR
Si la moto sigue funcionando después de la caída, apaga el motor inmediatamente para evitar daños adicionales y prevenir posibles incendios.

EVALÚA EL DAÑO
Una vez asegurado tu entorno, evalúa el estado de la moto. Observa si hay daños visibles en las piezas, como manillar, espejos, palancas, faros, carrocería, etc. Si es posible y te sientes capacitado, intenta identificar si hay problemas mecánicos.

  • Carrocería: Verifica si hay rasguños, abolladuras o daños en la pintura.
  • Manillar y palancas: Asegúrate de que el manillar esté alineado y que las palancas (freno y embrague) estén en buen estado.
  • Espejos y luces: Comprueba si los espejos y las luces (delanteras y traseras) están intactos, si se han movido vuelve a colocarlos en su sitio.
  • Neumáticos: Inspecciona los neumáticos en busca de posibles daños.
  • Fugas de líquidos: Busca signos de fugas de combustible, aceite u otros líquidos.
  • Controles de suspensión: Verifica que la suspensión delantera y trasera funcionan al subirte en la moto y apoyar peso.

LEVANTA LA MOTO
Si estás seguro de que no tienes lesiones y te sientes lo suficientemente fuerte, puedes intentar levantar la motoUtiliza la técnica correcta para hacerlo: colócate de espaldas a la moto, agáchate, agarra el manillar y el asa trasera, y usa tus piernas para levantarla. Si la moto es grande o pesada, es recomendable pedir ayuda a otras personas.

VERIFICA LÍQUIDOS
Una vez que la moto esté en posición vertical nuevamente, revisa los niveles de líquidos, como aceite y combustible. Asegúrate de que no haya fugas ni daños en el sistema de combustible o en el motor.

INSPECCIONA FRENOS Y NEUMÁTICOS
Verifica los frenos y los neumáticos en busca de posibles daños. Si cualquiera de ellos se ve comprometido, es posible que no sea seguro continuar conduciendo la moto.

REVISA LOS CONTROLES
Asegúrate de que todas las palancas y controles funcionen correctamente. Si alguno de ellos está dañado, es posible que sea necesario repararlo antes de continuar: las palancas suelen poderse volver a doblar hacia su posición si no son de aluminio, pero una maneta doblada se partirá si intentas enderezarla.

CONTINÚA CON PRECAUCIÓN
Si la moto parece estar en condiciones de seguir funcionando, reanuda la marcha con precaución. Comprueba si la dirección está alineada correctamente y que la moto responde como debería antes de volver a circular: hazlo a ritmo lento para irte asegurando que no haya sorpresas con alguna pieza que esté suelta o se suelte del todo en marcha.

BUSCA ASISTENCIA PROFESIONAL
Después de la caída, incluso si la moto parece estar en buen estado, es aconsejable llevarla a un taller mecánico de confianza para una inspección más detallada. Puede haber daños que no sean evidentes a simple vista.

REGISTRA EL INCIDENTE Y NOTIFICA A TU COMPAÑÍA DE SEGUROS
Toma fotos de la escena del accidente y de los daños en la moto. Esto puede ser útil si necesitas presentar un parte a tu seguro. Si ha habido otro vehículo implicado (que te haya tirado maniobrando por ejemplo) será importante recoger información y algún testigo.

Si tienes seguro de moto que cubra daños propios, comunícate con tu compañía de seguros para informarles sobre el accidente y seguir sus instrucciones sobre cómo proceder. En MAPFRE el seguro de moto incluye facilidad de pago, asistencia en viajes, defensa de multas, reclamación de daños y orientación jurídico – administrativa en lo que necesites además de numerosas ventajas al pertenecer al MOTO Club MAPFRE.

APRENDE DE LA EXPERIENCIA
Analiza las circunstancias que llevaron a la caída de la moto para evitar situaciones similares en el futuro. Puede ser útil recibir formación adicional en técnicas de manejo y seguridad en motocicletas. Al ser Socio del MOTO Club MAPFRE dispones de Cursos Presenciales donde puedes aprender de manera fácil y sencilla.

Recuerda que la seguridad personal es lo más importante. Siempre es preferible abandonar la moto y buscar ayuda si hay alguna duda sobre tu bienestar físico después de una caída.

También te podría gustar...