Piedras Bola, un exótico y misterioso destino en Jalisco

Spread the love

Jalisco es un estado con destinos exóticos y misteriosos ideales para aquellos viajeros amantes del ecoturismo, la aventura. Uno de estos sitios especiales son las famosas Piedras Bola de Ahualulco de Mercado, unas enigmáticas formaciones rocosas que se caracterizan por su tamaño y su casi perfecta redondez.

Hasta ahora su origen es desconocido, pero de acuerdo a diversas investigaciones, estas impresionantes rocas se formaron hace más de 40 millones de años y están hechas a partir de la cristalización de ceniza volcánica. Para ser más exactos, en 1968, el investigador Robert L. Smith señaló que estas esferas pueden ser el resultado de una erupción del volcán de Tequila, que se localiza a unos 30 kilómetros del lugar.

Por otro lado, algunos pobladores creen que estas esferas fueron talladas por culturas indígenas hace ya varios cientos de años. Otra de las leyendas más populares apunta que las piedras eran usadas como canicas por los “gigantes” que habitaron hace mucho tiempo la ruta de Guachimontón. Estos seres, que podían alcanzar una altura de nueve a 15 metros, se divertían como niños con estos juguetes de piedra.

Otro elemento que hace aún más especial a este sitio natural ubicado en la Sierra del Águila es que es el único en México y uno de los tres en el mundo, dónde se han encontrado estas fabulosas rocas esféricas. Esto solo ha ayudado a que el misterio que las rodea crezca año con año, y que más personas se sientan atraídas a este destino en tierras jaliscienses.

Lo que se sabe sobre ellas es que la sierra donde fueron halladas se formó por la intensa actividad volcánica que hay en la región. Actualmente se pueden observar unas 15 piedras bola con un diámetro que va de uno a cuatro metros y algunas de ellas están ubicadas sobre bases de roca verticales, como si fueran esculturas colocadas en un delicado equilibrio.

Incluso pareciera que algunas pueden cargarse, pero es mejor no intentarlo, ya que además de que este lugar está declarado Área Natural Protegida, su exótica belleza depende del respeto que todos los visitantes deben tener a este atractivo turístico único.

Para llegar a ellas, hay que subir a la parte más alta de la sierra por un camino rodeado de robles, pinos y ocotes, ideal para quienes aman las caminatas y gozan del aire puro que ofrece el bosque. También hay puentes colgantes desde donde se pueden tomar increíbles fotos o admirar el bello paisaje verde que los rodea. Otro atractivo que le encantará a quienes practican la observación de aves, será escuchar los sonidos de algunas especies aladas como el aguililla de cola roja y el cabezón mexicano.

Las misteriosas Piedras Bola se ubican específicamente en la Sierra del Águila, en el ejido Santa Cruz de Bárcenas, a unos cuantos kilómetros al suroeste de la cabecera municipal de Ahualulco de Mercado y a hora y media en auto desde el centro de la capital tapatía.

Para llegar hay que tomar la carretera rumbo a Ameca y atravesar el poblado de Santa Cruz de Bárcenas. Se recomienda hacer este recorrido desde la cabecera municipal en bicicleta. Los aventureros que se animen por este medio de transporte deben tener en cuenta que los últimos ocho kilómetros del camino son de subida con un desnivel de 450 metros.

Además, como sucede en muchos sitios turísticos, es mejor contactar con un guía local para no perderse en el camino y en especial, ubicar las Piedras bola sin dificultad.

También te podría gustar...