Historias “padrísimas” de Volkswagen: Vocho, Golf y Jetta

Desde su llegada a México, Volkswagen ha posicionado todos sus modelos en la preferencia de sus clientes. Sin duda, cada uno de los autos que se han manejado en nuestro país ocupan un lugar especial en la vida de las personas, pero son tres vehículos en particular, los autos que se pueden considerar los “Padres” de la Marca, dejando una huella imborrable en el corazón de los mexicanos: Vocho, Golf y Jetta. Estos tres vehículos son los pilares de un legado que se traduce en confiabilidad para todos sus sucesores.

Todo empezó con la llegada del Volkswagen Sedán en 1954, un auto pequeño y simpático, pero con un espíritu poderoso que, el mismo año de su desembarco en tierras veracruzanas, fue inscrito con gran confianza en la Carrera Panamericana para recorrer los caminos de México de norte a sur, sorprendiendo con la hazaña de concluir la carrera con éxito, pese a lo que en ese momento se pensó al ver su apariencia.

El Vocho es ese “Padre” ejemplar y legendario que los Volkswagen lovers han mantenido con vida hasta nuestros días. Fue el modelo que abrió camino para el resto de la “familia Volkswagen”, sentando precedentes en la industria automotriz nacional.

El también llamado “escarabajo” ha dejado históricos momentos en la cultura pop, como cuando apareció en la portada del “Abbey Road” de The Beatles, uno de los álbumes más emblemáticos de la agrupación británica; sin contar las decenas de películas en donde ha tenido papeles relevantes o incluso protagónico, como, por ejemplo: “Herbie”, o más recientemente, “Bumblebee”.

Aproximadamente dos décadas después de la presencia de Vocho en México, aparece un “Papá” rebelde y deseoso de domar con velocidad cientos de caminos: el Volkswagen Golf, un auto de culto que fue reconocido por diversos clubes a lo largo de todo el país.

GTI, la versión deportiva de este icónico auto nace en la década de los 70´s, gracias al trabajo en secreto y “tras bambalinas” de un grupo de ingenieros que, tuvieron la visión de construir un automotor más potente con prestaciones impensables para su época, además de con diseño atractivo y un alma desafiante.

Durante este año, con mucha nostalgia Golf dijo ¡hasta la vista México!, dando termino a la producción de la Séptima Generación de este emblemático modelo en nuestro país, con un récord de producción de más de 2 millones de unidades, incluyendo, la versión Cabrio y Variant desde 1973.

Golf GTI marcó la vida de múltiples generaciones y dejó un legado de verdadera pasión y autenticidad. Prueba de ello es el GTI Trackday que se llevó a cabo durante algunos años en el Autódromo Amozoc, en donde aquellos fanáticos que llevan el modelo en la sangre mostraban las mejores joyas de dicho modelo.

Posteriormente, la elegancia, el dinamismo y la sofisticación llegaron a México con Jetta, el “Padre” renovado, fresco y trendy que todas las personas querían conducir y que siempre ha ocupado un espacio en la mente de los amantes de los autos.

Este sedán también marcó un antes y un después en la historia de Volkswagen, brindando lecciones entrañables. Jetta, es uno de los autos más exitosos de la categoría y su trayectoria en nuestro país es claro ejemplo de ello. Se trata de un modelo querido y respetado por todos, cuenta con una manufactura impecable, además de un estilo imponente, pero con mucha clase.

Jetta es un líder por naturaleza y se ha mantenido en la cabeza y en el corazón de los mexicanos desde que arribó al país en el año de 1981, bajo el nombre de Atlantic. Sin duda, una historia de éxito, evolución y amor. Este modelo ha sido tan destacado que hasta celebró el Bicentenario de la Independencia de México con un modelo de edición especial.

De igual forma Jetta Boneville fue un pionero del desierto de sal en Nevada en donde rompió récord dentro de su categoría alcanzando 338.15 km/h, lo que habla sobre la gran capacidad de la plataforma y lo cosmopolita que puede ser el modelo.

Estos tres modelos han dejado una herencia de confiabilidad inigualable entre los mexicanos. Vocho por un lado representa el conocimiento, Golf la valentía y Jetta la transformación. Los autos de hoy como Virtus, T-Cross, Tiguan y hasta el Nuevo Taos, tienen esa esencia grabada en su ADN, autos confiables, seguros y con una manufactura de excelencia.

También te podría gustar...