Aeroméxico enfrenta a la justicia

Nos cuentan que el Juez Mauricio Oropeza, Juez de Control Penal con sede en el Reclusorio Sur, citó a declarar a Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico, sobre la denuncia penal en la que se le acusa a él y al entonces administrador concursal de Compañía Mexicana de Aviación, Francisco Javier Christilieb, de haber cedido en tan sólo 1,000 pesos cuatro sociedades en las que participaban al 50% antes de la quiebra de Mexicana de Aviación.

Es un reclamo que los trabajadores de Mexicana de Aviación hacen por haber prácticamente regalado a Aeroméxico las empresas Servicios de Apoyo en Tierra SEAT, SICOPSA, de manejo de personal y el Centro de Capacitación Alas de América (CECAM), en donde se certifican anualmente más de diez mil pilotos, sobrecargos, mecánicos y personal de tierra.

Por ejemplo, está el reclamo de Sistemas Corporativos de Personal, cuyo dueño, la subsidiaria de Aeroméxico Sistemas Integrados de Soporte Terrestre en México, S.A. de C.V. (SISTEM), vendió a Mexicana en diciembre de 2010, 24 mil 999 acciones del capital social a un peso, transladando a la aerolínea en Concurso Mercantil, un pasivo laboral de 100 millones.

Este contrato fue firmado por Ricardo Sánchez Baker y Edmundo Olivares Dufoó, en representación de Aeroméxico y Sistem y por parte de Mexicana, fue firmado por Javier Chistlieb como administrador concursal con el visto bueno de José Gerardo Badín Cherit como conciliador, sin autorización judicial y en perjuicio de la masa de acreedores, por el mismo monto de los pasivos asumidos y contingentes.

Es por ello que se citará a Sánchez Baker como imputado en la causa penal 2104/2021, al igual que a los consejeros de Grupo Aeroméxico, entre quienes figura uno de Delta que encabeza en EU Ed Bastian, para que respondan sobre el aprovechamiento que han venido realizando durante ya diez años de las empresas que prestan los servicios en tierra a Grupo Aeromexico.

También te podría gustar...