Sebastian Vettel abandona la pista pero literalmente barrió en Silverstone

Después de un Gran Premio de Gran Bretaña, donde se vivió de todo, comenzando con la gran polémica luego del choque entre Lewis Hamilton y Max Verstappen que conllevó al tremendo impacto que tuvo el holandés en uno de los muros de contención, que a su vez obligó a su abandono, y que debido a ese hecho el inglés solo recibió 10 segundos de penalización como lo marca el reglamento, en las gradas también se produjeron muchas “acciones” que se alejaron de una celebración sana y sobre todo de buenas prácticas higiénicas.

Pero demostrando que una sola mente puede cambiarlo todo y que a pesar de que no le fue muy bien, ya que tuvo que abandonar la competencia, el alemán Sebastian Vettel, se volvió a poner los guantes pero para ayudar a limpiar los cientos de kilos de basura que los aficionados dejaron en las gradas de Silverstone.

El cuatro veces campeón del mundo ha utilizado su plataforma para crear conciencia sobre la necesidad de encontrar soluciones para proteger nuestro planeta en el futuro y, posteriormente, ha iniciado una serie de proyectos.

En Austria, trabajó con niños de la escuela para construir un hotel de abejas en forma de automóvil de Fórmula 1, y el domingo, después de que se vio obligado a retirar su automóvil en la vuelta 40 de la carrera, pasó horas limpiando la basura dejada por 140,000 aficionados.

El piloto de Aston Martin luego regresó a la pista el lunes por la mañana en su bicicleta de empuje para evaluar la operación de limpieza.

Y se cree que permanecerá en el Reino Unido y seguirá cómo se reciclará la basura recolectada el domingo y durante el fin de semana.

«Creo que es importante que todos respetemos el medio ambiente y no dependamos de otras personas para limpiar después de nosotros», dijo.

«Tenemos que empezar en alguna parte y cada uno de nosotros puede marcar la diferencia ahora».

Llegó después de un fin de semana que ofrecía tantas esperanzas que terminó en retiro. Mostró el ritmo en todo momento para sumar puntos, pero perdió el coche al ir rueda con rueda con Fernando Alonso.

El alemán cayó al final del pelotón y, aunque continuó, no pudo acercarse a los puntos y finalmente retiró el auto con un problema de enfriamiento.

«El fin de semana parecía prometedor y, sin todos los problemas, debería haber terminado bien dentro de los puntos», dijo. “Estoy muy decepcionado de perder el coche en una batalla rueda a rueda con Fernando [Alonso].

“No estoy seguro de lo que sucedió exactamente, pero lo calculé mal, perdí el agarre y giré. Después de eso, estaba justo en la parte de atrás. Al final no terminamos la carrera porque el equipo retiró el coche con un problema de refrigeración”.

También te podría gustar...